Entrevista exclusiva con Gibraltar: «Lo que más destaca a la banda es la originalidad, la potencia y lo catártico»

Entrevista exclusiva con Gibraltar: «Lo que más destaca a la banda es la originalidad, la potencia y lo catártico»

0 comments 📅08 octubre 2015, 11:43

Por Mariano Aratta // @gutenseth

Gibraltar es una banda argentina que comenzó su historia hacia finales de 2011. Está compuesta por Lucio Arana -voz y guitarra-, Pablo Consiglio -voz y bajo- y Mariano Iacobucci -batería-. Poco tiempo después, en 2013, consiguen grabar su primer disco, titulado simplemente Fetiche, en un nombre que puede llegar a decir mucho. Producido por Diego AcostaHacia Dos Veranos, La Mala Vida– y masterizado por Eduardo Bergallo, este disco comenzó a ser presentado en vivo por varios escenarios del under, donde Gibraltar desplegó esas influencias marcadas por el Grunge noventoso, con referentes como Nirvana, Pearl Jam, The Melvins y la estética y abordaje del art rock DIY posmoderno de Pavement. Se destaca la innovadora mezcla de este sonido de los ’90 con momentos de despegue psicodélico y fuerte catarsis sonora que recuerdan a Hacia Dos Veranos y Spacemen 3.

Con esta premisa en mente, Shinobi News entrevistó a Lucio Arana con muchas ganas de saber más sobre esta banda:

– Contános un poco cuál es la propuesta de Gibraltar, qué se trae la banda para la gente que no los conoce y algo de su historia…
– La propuesta de Gibraltar fue un poco satisfacer ese impulso que hace que uno se siente con amigos a escuchar un disco y diga «qué bueno que sería que haya una banda con la estética, los temas fracturados y el desparpajo de Pavement, la dinámica de sonido de los Pixies y Nirvana y el viaje instrumental de Black Sabbath y Hacia Dos Veranos. ¿Existe esa banda? No. ¡Entonces armémosla!».

Gibraltar01

– ¿Cómo definen su sonido? ¿Están más dentro del sonido grunge con alguna que otra influencia moderna? ¿Cuál sería la especificidad de Gibraltar?
– Nuestro sonido tiene mucho de los ’90, en lo que es el uso de amplificadores valvulares, con una presencia importante del sonido de guitarras. Eso es muy ’90. También predomina mucho la dinámica suave -fuerte en nuestro sonido-, que también es una marca registrada de esa década. Por otro lado, tenemos un costado de mucha improvisación y psicodelia, especialmente en vivo, que dependiendo de nuestro estado de ánimo, dejamos flotar las partes instrumentales de los temas, como para asegurarnos que cada interpretación sea diferente.

– ¿Cómo fue el proceso de creación su primer disco Fetiche -el nombre dice mucho, puede remitir a la teoría psicoanalítica y la marxista, y también al disco como «objeto fetiche»-? ¿Por qué el primer videoclip -Lycalopex Griseus- llega recién dos años después?
Fetiche fue un disco que se gestó a partir de algunos temas que yo tenía armados ante la disolución de Somática, mi banda anterior. Los temas fueron creciendo en la sala de ensayo, con el aporte de todos los que pasaron por el proyecto. Con la enorme ayuda de Diego Acosta, productor y amigo, comenzamos a encararlos y a darles forma de temas, en un proceso de aprendizaje y revisión constante. El proceso de grabación fue lento pero bien hecho, y acá te puedo contestar también la segunda pregunta: hacemos las cosas a nuestra velocidad, privilegiamos la calidad sobre la cantidad y el video fue un poco eso. En realidad, lo sacamos un año después, no dos. No queríamos hacer algo medio pelo y desde que surgió la idea hasta que se materializó pasaron unos meses. Eso sumado a que nosotros mismos financiamos, produjimos, realizamos y editamos el video, además de seguir adelante con la banda, hizo que los tiempos se extendieran. Pero lo volveríamos a hacer de esa forma. No vinimos a este mundo ni a la escena a ganar tiempo ni a bombardear de contenidos a quienes nos rodean y siguen. Vinimos, sí, a hacer obras que realmente valgan la pena y creemos que nuestro disco y nuestro video son eso.

– ¿Qué pretendieron contar a través de este disco y de ese video?
– El disco resultó ser una polaroid del momento en que estaba la banda y luego, escuchando la primera mezcla, descubrimos que las letras tenían como eje unificador la cuestión del fetiche en varios sentidos, un poco como la pregunta anterior pero más todavía: el fetiche como eso que tiene que estar, el fetiche como efecto de un ocultamiento, el fetiche del dinero, etc. Por otro lado, en una era en la que ya son pocos los artistas que sacan discos físicos, queríamos darnos ese gusto y tener en nuestras manos nuestro disco, nuestro fetiche.
La búsqueda del video fue un abordaje estético-rítmico de la destrucción. Queríamos materializar una idea que teníamos acerca de la destrucción sin sentido, romper cosas porque sí. Elegimos ese tema porque la base rítmica presentaba una regularidad simple y era relativamente fácil enganchar los dos lenguajes, el sonoro y el audiovisual. Lo que fue difícil fue editarlo…

– Los nombres de algunos temas, del disco e inclusive de la banda remiten a algo entre mitológico, antigüo y místico, con toques también modernos… ¿eso es parte de la fusión que muestra su música? ¿es intencional? ¿es una declaración de postura de la banda o simple búsqueda estética, lo cual también es muy importante y pertinente?
– Sí, es intencional. El nombre del tema es un campo que puede ser muy expresivo y nos gusta darle otra vuelta de tuerca a eso. Las letras abordan diversas temáticas de la vida urbana post-industrial de principios de siglo XXI.

– ¿Cómo es la experiencia de verlos en vivo?
– Vernos en vivo es ver una banda que esta consolidada, que te lleva de viaje por diferentes paisajes sonoros.

– ¿Con qué artistas les gustaría compartir escenario?
– De afuera, con Yo La Tengo, con Pavement, con The Melvins y The Flaming Lips. De acá, con Hacia Dos Veranos y Massacre.

– ¿Qué pensás que es lo que más destaca a la banda?
– Lo que más destaca a la banda es la originalidad, la potencia y lo catártico.

– Una pregunta que solemos realizar con frecuencia es sobre el papel de Internet en la difusión de las bandas. ¿Cuál es la postura de Gibraltar respecto a las disputas que hubo en torno a este debate?
Internet fue una revolución similar a la imprenta de Gutenberg, alteró radicalmente los andamios de las industrias culturales occidentales, en lo que es la cuestión del espacio. ¡Pero ojo! Porque tener el espacio no necesariamente implica que alguien te escuche y me parece que el foco está ahí, mucho más en la demanda que en la oferta. La oferta la podemos crear, pero las desigualdades rigen en torno a los medios para la creación de la demanda, y esos medios están cada vez más fragmentados en Internet y monopolizados fuera de ella.
En lo que es la cuestión de derechos y downloads, ofrecemos nuestro disco a la gorra para bajar en nuestro Bandcamp. Creemos que es la mejor opción. Cada uno aporta lo que considera que le significa escuchar un disco.

– ¿Cuáles son sus próximos pasos? ¿Cómo se ven de acá a cinco años?
– Tocando mucho y sacando más discos.

– Si viniera un ser de otro mundo a este planeta y les preguntara «¿Qué es la música?»… ¿vos que le responderías?
– La música es una de las pocas cosas no visuales que nos conmueven y nos movilizan en un mundo cada vez más visual. Es un lenguaje universal. Un esperanto, pero del alma.

Por el momento lo dejamos acá, pero los invitamos a todos a que visiten las redes sociales de la banda: el Facebook por acá, el Bandcamp por acá -donde pueden escuchar Fetiche completo- y les comentamos que Gibraltar está cerrando algunas fechas para este mes y para noviembre, así que si les gustó la propuesta, no dejen de seguir a esta banda porque se viene un fin de año a puro rock alternativo del bueno.

Gibraltar02

Compartir:
Seth
Seth

Comunicador Social (UBA) y periodista, hombre de radio. Vegetariano, melománo empedernido, guitarrista, cinéfilo, fan de los '80, la filosofía y los "cuentos de terror". Seth odia los relojes y cree en la metafísica como única forma posible de autosuperación de la humanidad (?)

No hay comentarios

Sin comentarios aún!

Podes ser el primero en escribir un comentario

Deja un comentario