Review: Los Brujos x 4 en La Tangente (13-10-2018)

Review: Los Brujos x 4 en La Tangente (13-10-2018)

0 comments 📅16 octubre 2018, 11:47

Por Cristian Carbone // @shinobinews
PH: Daniel Watanabe // Facebook

“Psicosis Total”

El pasado sábado pudimos entrar en un portal interdimensional y transportarnos directamente a 1991, momento en el que unos tipos extraños de Turdera -en la zona sur del Gran Buenos Aires- encabezaban la movida llamada “nuevo rock argentino”. Ellos eran unos jóvenes que se bautizaron como Los Brujos y se convirtieron en la banda más interesante de toda esa camada, apuntando no sólo a la música sino también a lo visual, a lo estético, con extremas dosis de cine Clase B -más que nada al cine de Ciencia Ficción, ese que trataba de plasmar la paranoia de la invasiones extraterrestres… y, si nos ponemos a pensar, Turdera podría ser tranquilamente un planeta recóndito olvidado en la vía láctea, ya que en la mente cerrada de varios porteños lo que pasa fuera de los límites de la Ciudad podría ser “otro planeta”-.

De todo este arsenal los muchachos de zona sur tomaron ventaja y, luego de una presentación en un festival en el mítico Cemento, el músico y productor Daniel Melero les propuso grabar su primer disco. Preparando la conquista de su primera invasión, la tripulación de esa nave estaba integrada por Petanga Ago-Go, Jimmy Nelson, El Hermoso, Siderdalegao, Wilson R-Q, Martirio del Corazón y, como si se tratara de Star Trek, también teníamos una dama –Morticia Flowers– y la participación especial de un tripulante que ya venía de conquistar la galaxia:  Gustavo Cerati en guitarra en el tema que dio nombre al disco. Estamos hablando Fin de Semana Salvaje, disco debut y consagración de Los Brujos.

Con todo esta intro nos situamos en el show del sábado pasado, en La Tangente, donde el escenario estaba repleto de viejos televisores de tubo, en los cuales se proyectaban imágenes difusas al mejor estilo Max Headroom. “Tantas teles y uno sin un Family…”,  podría pensar un gamer de aquellos ya lejanos ’90. En escena también aparecían varias telas blancas, donde se fueron proyectando imágenes a lo largo del show y, como para reforzar eso que decíamos del cine Clase B, en algún momento pudimos ver allí algo de Bad Taste, obra maestra de Peter Jackson -la película más aclamada y que más fans tiene dentro del cine de bajo presupuesto y que ha generado la aparición de un sinfín de realizadores independientes alrededor del mundo-.

Como estaba pautado, además de festejar la reedición de Fin de Semana Salvaje en vinilo, la banda tocaría en formato cuarteto, con los sobrevivientes de esa tripulación, que ahora han cambiado su nombres y su aspecto:  Siderdalegao se transformó en Etna Rocker, El Hermoso es Huinka, Jimmy Nelson derivó en Meeno y Martirio del Corazón es actualmente Z-PQ. A dos guitarras y sin bajo, 27 años después, no dejaron de ser salvajes y, aunque hayan dejado en los confines del espacio al resto de la tripulación, siguen manteniendo el beatcore intacto.

El show arrancó con el tema que le dio nombre al disco. Los héroes de Marte ya estaban desplazando todo su arsenal sobre el escenario. Le siguió Canción del Cronopio -tema con que se iniciaba la placa-, Yo Caí por tu Amor, No te Dejes Caer, India y luego un momento especial en la noche: aparece en escena un viejo miembro de la nave, la tripulante femenina Morticia Flowers que, paradójicamente, no llevaba puesto el vestido que tanto critican en la canción sino que estaba elegantemente de traje al estilo 2 Tone.

Con Morticia a bordo tocaron, obviamente, Mi Vestido FloreadoMi Papi no te Quiere, para dar paso a un intervalo instrumental místico demencial que derivó en la canción Vudú. Acá fue cuando el ambiente familiar -porque olvidamos contar que había muchos niños entre el público- comenzó a llenarse de energía y agite con Sasquatch, tema para seguir saltando con el amigo que vive arriba de la montaña. Tras eso, una nueva canción instrumental y la posibilidad de que un pequeño que estaba entre el público suba a demostrar que la escena y el dominio del escenario ya nacen con uno.

Después de eso, nos movemos hacia delante y sigue un tema del disco Pong, el que los trajo de nuevo a la tierra en 2015: Histeria Total. Y agárrense fuerte porque ahora llega el punto fuerte de la noche, el cual demuestra por qué lleva “core” el “beat“: Psicosis Total, movimiento, locura, pasión y música, todo seguido -tal como en aquel glorioso disco Guerra de Nervios– por Atlánticos, formando el momento mas hardcore de la noche, fragmento en el que hasta los padres saltaban con sus pequeños hijos sobre los hombros, disfrutando, sin importar nada más. También aquellos que querían revivir épocas de Cemento se subieron al escenario, para seguir el desmadre con Agua Viva, del mismo disco. Pero ya que citamos al hardcore, hay un elemento que va de la mano -o de los pies, mejor dicho- con este estilo de música y es el skate. Por eso es que Los Brujos probablemente siguieron el show con Piso Liso, para luego terminar con su hit absoluto -y esa mancha que cualquier banda que gozó lo bueno y lo malo del éxito conoce-: Kanishka, con todos los niños presentes sobre el escenario y, de vuelta con ellos, Morticia Flowers.

Así terminó el aplanador 4×4 de Los Brujos, que dejaron sus instrumentos para volver a su nave, mientras nosotros nos quedamos con nuestros oídos zumbantes, anhelando una nueva invasión.

Como cierre, agradecimiento total al maestro Daniel Watanabe, quien estuvo con nosotros en el rol de fotógrafo. Compartimos su trabajo.

Compartir:
Shinobi
Shinobi

Shinobi es un portal que contiene artículos y noticias relacionados con el manganimé, cómics, videogames, cosplay, sci-fi, música, libros, cine y demás expresiones artísticas apuntadas al entretenimiento, la cultura joven y ligadas en su amplio espectro al género fantástico.

No hay comentarios

Sin comentarios aún!

Podes ser el primero en escribir un comentario

Deja un comentario