Review: De La Tierra en Teatro Vorterix (03-10-2017)

Review: De La Tierra en Teatro Vorterix (03-10-2017)

0 comments 📅10 noviembre 2017, 12:19

Por Juan Manrrique // @shinobinews
Ph: Julio Mamani // Facebook

De La Tierra, “dream team del metal”, arribó el pasado viernes al Teatro Vorterix y Shinobi News estuvo allí para ser testigo de su contundencia. Teloneados por NUM, No Guerra y los brasileños Armored Dawn, la banda compuesta por el criollo Andrés GiménezA.N.I.M.A.L.-, el brasileño Andreas KisserSepultura-, el mexicano Alex GonzálezManá-, y la última incorporación, el puertorriqueño Harold HopkinsPuya-,  presentó oficialmente su última placa, II, producida por el mítico Ross RobinsonFear Factory, Limp Bizkit, Slipknot, etc.-.

Las puertas del Teatro Vorterix abrieron cuando el sol aún se posaba sobre el barrio de Colegiales. Tal vez esto mantuvo a los sombríos metaleros lejos ya que la concurrencia para las primeras horas de los shows de NUM y No Guerra fue mínima. Luego sería el turno de Armored Dawn, recién llegados de San Pablo, que cambiarían un poco el ambiente con su fusión de estilos tan particular. Entre los potentes riffs y la furia de la batería se intercalaban delicados pasajes de teclado, todo adornado por la experimentada voz de Eduardo Parras. El Teatro seguía estando lejos de llenarse aunque más animado.

Pero a las 22 horas puntual se comenzó a escuchar, detrás de telones, la poderosa intro de Maldita Historia, single que dio el puntapié para que De La Tierra saliera al mundo en 2013. Fue cuando una oleada de gente se abalanzó hacia la pista principal, que a pesar de no colmar el recinto compensaron con actitud y energía de sobra.

Señales, canción de su nuevo disco II y Rostros, de su anterior álbum homónimo -2014-, dieron inicio a un pogo que no se apagaría hasta terminada la noche. Se percibía un pequeño problema de intensidad en los planos sonoros que luego fue corregido.

“Gracias a todos por haber venido a la presentación de nuestro último disco. Sabemos que la situación económica del país es muy mala, y después de que confirmamos la fecha nos clavaron un montón de shows internacionales en la misma semana, como por ejemplo mañana que está el Monsters of Rock”, exclamaba Giménez en alusión a la no masiva llagada de espectadores. Pero remataría diciendo “igual vinieron bastantes y todos los que están son los que siguen fielmente a De La Tierra, a los que le venimos a demostrar todo”.

La química entre los músicos se pudo apreciar a la perfección con Valor Interior, perteneciente a su última placa que posee como detalle importante haber sido trabajada por el productor más famoso de la escena metalera –o Nu metalera-: Ross Robinson. Quizás por ello el resultado del sonido de II se asemeja tanto a Roots de Sepultura –también producido por Robinson-, pero al ser la casa de Andreas éste puede desenvolverse en la guitarra y en la voz con una fluidez que lo posiciona como columna vertebral del equipo. Para reafirmar lo anterior dicho ejecutarían San Asesino, donde Andreas, así como en Valor Interior, se da el lujo de cantar en su lengua natal con una agresividad que sólo genera una sensación: ganas de romper todo. Y si eso no fuera suficiente Giménez arengaría entre risas con un “¿a quién vinieron a ver? ¿A Shakira?”.

Una canción de cada disco, como el modo aleatorio de un reproductor, se dejaba ver con Puro, Detonar, Dois Portais, Somos Uno, Sin Límites. El Teatro irradiaba fuego, y gran parte provenía de la fricción a la que los parches de la batería eran sometidos por la fuerza de Alex “El Animal” González, que ratificaba su apodo hasta el extremo. No es exclusivamente un buen baterista, sino todo un showman que volvía loco a sus fans a base de saltos, cruces de brazos, juego de palillos y demás. “Ese tipo tiene 3 corazones, yo ya me hubiera muerto de un ACV si toco la batería así” se pudo escuchar entre el público, entre carcajadas.

Era una noche especial porque no sólo se presentaba el nuevo álbum sino también al ocupante de la vacante que dejó la partida de Flavio Cianciarulo a finales del año pasado: el bajista Harold Hopkins. A pesar de que tenía un largo trecho que llenar lo consiguió y con creces, en particular en la retroalimentación que lograba con Alex.

El último bloque, el más brutal, comenzaba con El Shaman de Manaos, seguido de Ciénaga de Odio, continuado por Fome, luego Sangramos al Resistir, y finalizaba con Cosmonauta Quechua. Todo indicaba que sería un desenlace enardecido pero justo en medio a Giménez se le ocurrió que sería bueno contar anécdotas para agradecer no sólo a sus compañeros de banda sino también a la gran cantidad de figuras que se presentaron para disfrutar del show: León Gieco, “Zeta” Bosio, Walter Meza, entre otros. Aunque fue divertida por momentos y desconcertante por otros, fue demasiado larga y eso opacó al público y a la banda, incluso hubo un que otro silbido por parte del público. Para suerte de todos, pasado el diálogo Andrés pidió un Wall of Death para un buen final con todas las letras.

De La Tierra suena poderoso en su conjunto, con un groove sólido y la influencia de la experiencia musical de cada uno de sus integrantes, dando como resultado una banda que aunque parece haber encontrado el sonido que los identifica aún quiere seguir explorando. Como bien dijo Giménez: “somos una buena banda que está arrancando bien de abajo, no somos grosos como dicen por ahí”. De La Tierra ya echó raíces, de ellos depende que ese árbol crezca fuerte y se gane el título con el que ya los señalan en otros medios: “el gran exponente del metal latino” -aunque si nos atenemos a los libros, Brasil no es parte de Latinoamérica…-.

Compartimos a continuación el álbum de fotos de la fecha desde nuestra fanpage en Facebook:

Compartir:
Shinobi
Shinobi

Shinobi es un portal que contiene artículos y noticias relacionados con el manganimé, cómics, videogames, cosplay, sci-fi, música, libros, cine y demás expresiones artísticas apuntadas al entretenimiento, la cultura joven y ligadas en su amplio espectro al género fantástico.

No hay comentarios

Sin comentarios aún!

Podes ser el primero en escribir un comentario

Deja un comentario