Review: Willy Crook en Bebop (06-10-2017)

Review: Willy Crook en Bebop (06-10-2017)

0 comments 📅14 octubre 2017, 17:56

Por Dante Sosa // Facebook
PH: Marianela Albornoz // WordPress

Willy Crook, cantante e instrumentista de extensa y reconocida trayectoria en la escena funk -y también rock- nacional, se estuvo presentando en el club de jazz Bebop con su banda Willy Crook & Los Funky Torinos el pasado viernes 6 de octubre.

Cuando apenas pasaron las 21, las luces del salón bajaron y el telón rojo se abrió dejando ver a la banda. Tres micrófonos -uno ocupado por Willy que llevaba su guitarra-, un bajo, una batería y un piano junto a un teclado completaban la escena. Las mesas del lugar llegaban casi hasta el borde del escenario, ayudando a generar un tono de intimidad y complicidad que tan bien representado estuvo en la relación que entabló Willy Crook con sus espectadores a lo largo de todo el concierto.

La suave melodía de la guitarra del líder de la banda inundó el lugar, sus punteos llevaban las riendas de la canción que acompañada por el bajo y una base de piano daban inicio al recital. Leonel Duck que empezó tocando el piano pasó al teclado. Los espectadores concentrados veían un largo solo de Willy mientras sonaba Play Your Game y Leonel  tocaba el teclado con su mano derecha y el piano con la izquierda.

Más adelante, llegó el momento en el cual el cantante cambió de instrumento. Dejando la guitarra por un rato, tomó su saxofón generando los aplausos de todos en el lugar. Un instante después, se incorporaron las coristas de la banda –Jimena Collado y Aimé Cantilo– para interpretar I Didn´t See It Come, ocupando los dos micrófonos que hasta el momento estaban libres y agregando agudos a la línea melódica de la voz mientras el líder de la banda aportaba sus graves.

El frontman se tomó un respiro, dejando a cargo de su guitarra y la voz principal a Aimé Cantilo. Al finalizar la canción, Willy pidió aplausos para ella, a quien llamó “una joven promesa” y el show siguió con la banda tocando Wives and Lovers -una de las canciones más aplaudidas de la noche-. Al finalizar, los gritos de euforia del público inundaron la sala: aun estando sentados no paraban de moverse al ritmo de las canciones, como si un recital de rock se tratase.

Más tarde hubo tiempo para un solo de bajo de Esteban Freytes. “No puede tocar así porque me hace quedar como un boludo”, dijo Willy entre risas, elogiando a su compañero. En ese entonces, ya todo era felicidad en el escenario, donde se generaba un ambiente distendido. A esto también se sumaba un solo de batería de Juan Ramiro Cava y, de esa manera, cada integrante de la banda quedaba presentado ante la gente.

Los Funky Torinos tocaron a continuación Rauch On, tema adelanto del próximo disco. Y cuando llegó el turno de la canción Outstanding se dio un interesante juego de voces entre el cantante y sus coristas: él cantaba y ellas repetían la línea melódica cada una a diferente tiempo, formando un hermoso canon a tres voces. El juego de voces siguió en la siguiente canción –Friendly Fire– cuando Willy casi susurraba las palabras en tonos graves mientras ellas levantaban las notas cantando el estribillo más agudo. De entre los fans surgía un grito: Rock Revenge pedía la gente, a lo que el frontman respondió jocosamente que la iban a tocar “pero porque quiero”. Y así arrancaban los punteos de su guitarra para hacer delirar a la gente.

La noche llegaría a su fin con Que Será, Será. El resto de la banda se retiraba y el líder quedaba en el escenario con su guitarra. Después de un largo solo se despidió de la gente entre aplausos, agradeciendo y tomándose un trago para finalmente retirarse él también.

Compartir:
Shinobi
Shinobi

Shinobi es un portal que contiene artículos y noticias relacionados con el manganimé, cómics, videogames, cosplay, sci-fi, música, libros, cine y demás expresiones artísticas apuntadas al entretenimiento, la cultura joven y ligadas en su amplio espectro al género fantástico.

No hay comentarios

Sin comentarios aún!

Podes ser el primero en escribir un comentario

Deja un comentario