Entrevista exclusiva con Ciclo: “La música de Ciclo tiene muchos rasgos de diversos géneros”

Entrevista exclusiva con Ciclo: “La música de Ciclo tiene muchos rasgos de diversos géneros”

0 comments 📅12 julio 2017, 10:05

Por Mariano Aratta // @gutenseth

Ciclo es una banda nicaragüense que desde hace unos años se viene posicionando cada vez más en la escena metalera y alternativa internacional. En abril de este año han lanzado al mercado su último trabajo discográfico titulado Cosas Vanas pueden leer una muy interesante reseña del disco en este link, con una respuesta importante de la crítica especializada y los fans. Sin embargo, el público argentino ya los conoce: hace dos años han girado por nuestro país con Carajo, Malón y otras bandas locales, con un reconocimiento más que aceptable por parte del público.

Dijo Corvata de Carajo que Ciclo es para nosotros la mejor banda de rock de Nicaragua, por su estilo que es muy original y por lo bien que tocan y el buen sonido que tienen”.

El trío compuesto por Juan Carlos Ortega -guitarra-, Noel “Chipi” Portocarrero -bajo y voz- y Bikentios Chávez -batería- trabajó más de un año para lograr Cosas Vanas, el cual estarán presentando en su país y, desde ya, comienza a sumar fechas en países de la región latinoamericana. A poco del lanzamiento de este nuevo material, Shinobi News tuvo la oportunidad de dialogar en exclusiva con Juan Carlos Ortega y Noel Portocarrero, quienes nos contaron lo siguiente:

– ¿Cómo es la movida de las bandas de rock en Nicaragua? ¿Cómo es el under allá?

Noel Portocarrero: – A pesar de la falta de apoyo al género rock, han proliferado muchísimas bandas con propuestas interesantes. Se puede decir que es la demanda del público rockero y las ganas de las bandas lo que mantiene la escena a flote. El movimiento under en Nicaragua siempre se ha caracterizado por promover mayoritariamente el metal extremo, cuya aceptación también ha ido creciendo enormemente.

Juan Carlos Ortega: – La escena rockera en Nicaragua es pequeña, pero va en constante crecimiento. La mayoría de los toques se dan en pequeños bares locales, pero cada vez es más frecuente ver a pequeñas productoras que apuestan por la celebración de festivales de rock, con una amplia representación de los diferentes géneros existentes. Las bandas, los músicos, presentan con orgullo sus producciones. Y el público espera por ellas. Cada vez que una banda presenta un nuevo sencillo o un nuevo álbum, sentimos que como movimiento crecemos más. En general celebramos el progreso y el éxito que cada banda pueda alcanzar, porque nos apropiamos de él como colectivo.

– ¿Cuáles son los pro y los contra para una banda centroamericana en este ambiente teniendo en cuenta que la mayoría de la música que se hace popular siempre viene de “los mismos países”? ¿Utilizan mucho Internet para difundirse y hacer contactos?

Juan Carlos Ortega: – Punto a favor, es que contamos con una radioemisora que no sólo es rockera, sino que también es ampliamente reconocida por difundir las producciones de las bandas nacionales. La RockFM es la radio del rock nacional. Y en general, de parte de los medios, hay bastante apertura para la promoción del trabajo de las bandas de rock. La plataforma TN8 Musical, de Canal 8, por ejemplo, está enfocada en la producción de eventos con bandas de rock nicaragüense. Punto en contra, el rock sigue siendo un género que gusta en un nicho de mercado muy pequeño. Eso no da paso al establecimiento de una industria musical que fomente el crecimiento del género a través de su comercialización formal. Todo sigue siendo bastante under en ese sentido, con pequeños sellos independientes que hacen su mejor esfuerzo, pero no logran rentabilizarse como empresas. 

En cuanto al uso de Internet, somos parte del fenómeno global. Echamos mano a todas las herramientas que las plataformas de música en línea y las redes sociales nos dan para difundir nuestro trabajo. Complica el asunto de la promoción, porque es abrumadora la cantidad de nuevas propuestas musicales que surgen ahí cada día, lo que nos obliga a pensar y repensar bien las estrategias para desarrollar una labor que resulte efectiva en la promoción de la banda y su música. De lo contrario, quedás enterrado en medio de la avalancha de contenido musical que ahí podés encontrar.

Noel Portocarrero: – En la medida en la que se han implementado herramientas de promoción digital se ha ido facilitando al menos la promoción y distribución de música en otros países ajenos a la región. Esto facilita que al menos se pueda promocionar la música centroamericana en otros países del mundo. Sin embargo, en caso que se genere aceptación y demanda de la música centroamericana en otros países viene el problema de que la escena no es rentable como para facilitar a los músicos visitar esos otros países. Definitivamente los contactos son muy importantes ya que al menos facilita ciertos aspectos de visitar otros países y tocar en ellos.

– ¿Qué bandas de su país podrían recomendar? Me refiero a esas que posiblemente no hayamos escuchado antes por lo que mencionábamos en la pregunta anterior…

Juan Carlos Ortega: – A mi me gusta mucho el trabajo de Nemi Pipali. De hecho es mi banda nacional favorita. Pero estoy seguro de que en Argentina también disfrutarían muchísimo de Revuelta Sonora, Monroy & Surmenage, Milly Majuc, La Cuneta, Cargacerrada, Ecos, Resistencia, Zórdidus, LecheBurra, Digan Whisky… Hay su buena movida con una propuesta muy diversa.

Noel Portocarrero: – Hay una serie de bandas buenísimas. En metal me gusta mucho Cargacerrada, Zórdidus, Colapso, Resistencia y QUBIT. De bandas alternativas me gusta mucho Milly Majuc, Revuelta Sonora, Nemi Pipali, Monroy & Surmenage Momotombo, entre otros.

– ¿Cómo definirían su sonido para el público que no los conoce?

Noel Portocarrero: – Yo diría que es rock alternativo. Suena poco específico, pero la música de Ciclo tiene muchos rasgos de diversos géneros. Tiene colores de progresivo, algo de grunge, algo de metal, etc… por esto creo que la respuesta más fácil a esa pregunta para mí es solo llamarle rock alternativo.

Juan Carlos Ortega: – Creo que lo que hacemos es rock alternativo, con elementos de progresivo y metal. Esa sería una manera general de ponerlo.

– ¿Quiénes fueron los que los inspiraron a tocar?

Juan Carlos Ortega: – El sonido que creo aportar a Ciclo está marcado por Gustavo Cerati, Metallica, Tool, King Crimson, Nine Inch Nails, Pink Floyd, Rush, la movida grunge de los ’90, Led Zeppelin, Radiohead, Zurdok, Chetes, Birds of Tokyo, Muse en The 2nd Law… Más recientemente, el trabajo de Nothing But Thieves.

Noel Portocarrero: – Definitivamente la escena grunge en los ’90… particularmente Alice in Chains y Soundgarden. También los clásicos del metal como Metallica, Megadeth, Iron Maiden, Black Sabbath, etc. mucha influencia de ToolNine Inch Nails… y quizás entre clásicos menos pesados tendría que mencionar a Pink Floyd, The Police, The Cure, Gustavo Cerati. Asimismo, en la época en la que comencé a tocar con más seriedad, me inspiraron mucho bandas como Mudvayne, Meshuggah, Slipknot, etc.

– ¿Cómo describirían sus shows en vivo?

Noel Portocarrero: – Diría que crudos. Nos enfocamos hasta ahora más en la ejecución de la música. Procuramos conectarnos mucho entre nosotros para generar esa energía de retroalimentación con el público, pero centrándonos más en la música que la experiencia visual. Eso si… tenemos muchas ganas de empezar a diseñar estrategias para que el show sea una experiencia mas trascendental para el público y complementarlo con visuales, luces, etc.

Juan Carlos Ortega: – Es una descarga musical honesta. Somos quienes somos y tocamos a como nos sentimos. La montaña rusa de emociones que estemos sintiendo imprime su marca en cada uno de nosotros cuando estamos en el escenario.

– ¿Cómo se manejan siendo sólo tres para poder trabajar tantas texturas sonoras y sonar tan potentes? ¿Tienen miembros de soporte para los shows en vivo?

Juan Carlos Ortega: – En cada show somos los tres nada más. Por momentos nos auxiliamos con el uso de secuencias, para incorporar arreglos de cuerdas, por ejemplo. Pero frecuentemente tocamos sin ellas y nos vamos los tres a darle con todo. Hemos creado entre los tres una dinámica de trabajo que nos permite imprimirle a las canciones esa sensación de viaje que sube y baja, a veces de manera imperceptible. De hecho, así componemos. Los arreglos originales son para tres instrumentos y la voz. En estudio nos tomamos algunas licencias para terminarlas de moldear. Pero todas las canciones nacen del sonido de tres instrumentos nada más.

Noel Portocarrero: – En los shows en vivo seguimos siendo sólo los tres. Creo que hemos desarrollado buena química y hemos preferido mantenerlo de esa manera. En caso de que las canciones tengan arreglos adicionales utilizamos secuencias. No hemos considerado otro miembro para el show en vivo.

– ¿Cómo fue el proceso de creación de Cosas Vanas, su último material discográfico? ¿Y la experiencia trabajando en EE.UU. en estudios grandes y gente con mucho recorrido en el ambiente?

Noel Portocarrero: – Fue un experiencia bastante enriquecedora en la cual contamos con un gran equipo desde el inicio. Trabajamos con Ricardo Wheelock como ingeniero de grabación y él propuso que trabajáramos con Ken Andrews y Ted Jensen para la mezcla y master. El resultado es bastante satisfactorio para nosotros y estamos muy contentos al respecto. El proceso creativo y de pre-producción nos tomó alrededor de un año. Juan y yo comenzamos a intercambiar riffs, escribir algunas frases y Bikentios respondía con propuestas rítmicas que simplificaran los arreglos. Comenzamos con la idea de lanzar un EP de unas 3 ó 4 canciones, pero poco a poco fueron saliendo más y más temas musicales. De hecho un par de temas no entraron a Cosas Vanas, pero estamos considerando retomarlos para futuro trabajo discográfico.

Juan Carlos Ortega: – La idea original era hacer un EP. No teníamos ni idea de que en el proceso iban a surgir todas las canciones que salieron. Fue algo completamente espontáneo, y quizá por eso más sincero. Nos tomamos un año componiendo y arreglando canciones. Y antes de entrar al estudio, salimos a tocarlas en vivo, precisamente para terminar de hacer los arreglos, basándonos en lo que cada show demandaba, para nosotros, de cada una de las canciones. Así llegamos al estudio con todo claro. Entre grabación, premezcla, mezcla final y masterización, nos volamos como un año más de trabajo. Y tuvimos la suerte de trabajar con Ricardo Wheelock. Él produjo y grabó Cosas Vanas. Fue él quien nos recomendó ir a tocar las rolas en vivo antes de entrar al estudio. Y fue él quien nos puso en contacto con los estudios de Mezcla y Máster en Estados Unidos.

– ¿Cuáles son esas cosas vanas que mencionan? ¿Cómo salir de lo vano hacia algo que sea realmente eficaz? ¿Con qué herramientas podríamos llegar a lograrlo?

Juan Carlos Ortega: – ¿Quién determina o emite el juicio final sobre lo que es o no es vano? Lo que conocemos como Cosas Vanas es producto de un juicio general que nos condena a todos, sin considerar lo que el corazón y la naturaleza de cada persona ansía alcanzar para sentirse completo. ¿Son experiencias vacías, superficiales?¿Para quién? La felicidad no existe. Existen pequeños momentos de felicidad. Y cada persona encuentra la manera de construirlos, alcanzarlos. A veces te condenan por ello. Y a veces te condenás vos mismo por ello. No debería ser así.

Noel Portocarrero: – Personalmente creo que hay demasiadas cosas vanas tentándonos. Pueden ser adicciones como las drogas, el sexo, la misma religión, las redes sociales, entre otras. En este trabajo quisimos abordar la dualidad de la vida. A pesar de que como humanos reconocemos que las cosas vanas nos tientan y buscamos en ellas refugio, también estamos manifestando que son precisamente un engaño y que debemos buscar lo trascendental, lo que verdaderamente motiva la existencia. En nuestro caso particular encontramos la motivación en la música, es realmente mágico poder usar ese canal para procurar tocar las mentes y corazones ajenos, crear empatía y conexiones mas trascendentales. Pero al final cada quien define la moral que le convenga.

– ¿Qué recuerdos tienen de Rompiendo Cabezas, la gira por nuestro país en la que compartieron cartel con Carajo, Malón y otros valores locales? ¿Continúan en contacto con las bandas? ¿Tienen alguna anécdota para compartir sobre el público y el recibimiento que les dieron en Argentina?

Noel Portocarrero: – La experiencia en Argentina superó nuestras expectativas. Venimos de una escena donde el rock en general no es tan valorado, ves llegar a una escena donde el rock es realmente tomado como un elemento cultural de gran peso. Encima de eso, estábamos compartiendo escenario con bandas que hemos escuchado desde la adolescencia y que de una u otra forma han influido en nuestro trabajo. Nos sorprendió que desde el primer show de la gira había alguien pidiéndonos que tocáramos Colibrí, un tema de nuestro álbum Fragmentos. En ese momento pensamos “Debe ser un Nica que vive acá”, sin embargo no era así, se trataba de alguien de allá que empezó a escucharnos a raíz de anunciar que participaríamos en la gira. En el último concierto de la gira el público hizo de esos típicos cánticos futboleros gritando “Ciclo no se va” y compartimos un asado de despedida con Carajo y Malón… Fue una alegría indescriptible.

Juan Carlos Ortega: – Rompiendo Cabezas deja una marca imborrable en la historia de Ciclo. Aprendimos mucho de nuestra relación con los músicos de Carajo y Malón. Fue bonito conocerles como personas, en un trato de más camaradería, pero en el que al mismo tiempo compartían el conocimiento que como músicos han acumulado todo este tiempo. Aprendimos de ellos, del equipo técnico que nos acompañó en cada fecha, aprendimos del trabajo que logramos desarrollar con los medios de comunicación en Argentina…

 

– Algunos colegas argentinos suelen comparar su sonido con el de Carajo, pero tal vez con algún “plus” más experimental y progresivo… ¿Qué opinan de esta comparación?

Noel Portocarrero: – Comprendo el porqué de la comparación. Empezando por el hecho de que ambas bandas son tríos. También el amplio espectro entre riffs agresivos y fraseos melódicos. Para mí es un honor que nos comparen con una banda del nivel de Carajo, y es un honor aún mayor que perciban en nuestro trabajo un toque distintivo o un ”plus”. No me queda mas que agradecer y sentirme orgulloso del trabajo que hemos hecho hasta ahora.

Juan Carlos Ortega: – Definitivamente sentimos una gran afinidad con la propuesta musical de Carajo. Creo que elegimos una ruta similar a la de ellos en cuanto al género en su sentido global. Luego vienen las pequeñas diferencias con las que cada músico busca imprimir su propio sello. Carajo lo logró: tiene su sello distintivo. Con Ciclo, siento que Cosas Vanas vino a hacer un gran aporte en la construcción de nuestro propio sonido.

– ¿Tienen planificadas más giras internacionales? ¿Vuelven para Sudamérica?

Juan Carlos Ortega: – Si todo resulta a como lo deseamos, estaremos visitando Argentina este 2017.

Noel Portocarrero: – Aún no tenemos prevista ninguna fecha en Sudamérica, pero estamos trabajando en ello. Definitivamente, nos encantaría llevar nuestra música a donde se pueda y dada nuestra experiencia en Argentina no hay dudas que queremos regresar allí.

Más información:

Ciclo en Facebook: facebook.com/ciclorock

Ciclo en Twitter: @ElCiclo

Ciclo en Instagram: @cicloband

Visitá su página web oficial: www.ciclo.com.ni

Ciclo en Spotify: https://open.spotify.com/artist/6f6JgvHJo1PzprAGxJOIWK

Ciclo en Apple Music: https://itun.es/ni/ZsWfz

Compartir:
Seth
Seth

Comunicador Social (UBA) y periodista, hombre de radio. Vegetariano, melománo empedernido, guitarrista, cinéfilo, fan de los '80, la filosofía y los "cuentos de terror". Seth odia los relojes y cree en la metafísica como única forma posible de autosuperación de la humanidad (?)

No hay comentarios

Sin comentarios aún!

Podes ser el primero en escribir un comentario

Deja un comentario