Review: Superuva – Show 25° aniversario en Salón Pueyrredón (11-03-2017)

Review: Superuva – Show 25° aniversario en Salón Pueyrredón (11-03-2017)

0 comments 📅15 marzo 2017, 14:12

Por Cristian Carbone // @shinobinews
PH: Verónica Mortes

En el barrio de Valentín Alsina, al sur del Gran Buenos Aires y muy cerca de Capital Federal, 25 años atrás nacía Superuva. Esta banda de Punk Rock rápidamente se distinguió del resto de las agrupaciones de esa época debido a que no seguían la clásica temática del Punk en cuanto a letras políticas o, como en el caso de sus contemporáneos 2 Minutos o Flema, la prosa callejera en las cuales estaban involucradas las drogas, el alcohol y las peleas. Superuva, a diferencia de los mencionados, introdujo el humor y lo absurdo al Punk Rock local, bajo la denominación de “Rock Punkito”.

En cuanto al sonido, la banda no variaba mucho de lo que más tarde llamarían “Punk Rock Ramone”, pero siempre fueron de dar una energía y un show altamente “fiestero”. Superuva es de ese tipo de bandas que si uno cruza en un festival, definitivamente te alegra la noche.

Su primer disco, Un Poco de Lío, llegó en 1995. Con los años, otros cinco discos de la banda verían la luz. En el ámbito local, tocaron con todas las bandas del género y, en cuanto a lo internacional, fueron teloneros de Ramones, Die Toten Hosen, Buzzcocks, Iggy Pop, Siniestro Total, 999, The Lurkers y MCD. En todos estos años, “Checha” -su cantante- fue el único miembro original que quedó.

Por suerte, el pasado sábado, Shinobi News tuvo el honor de estar invitado a la fiesta de cumpleaños número 25 de Superuva, en el inmejorable marco del mítico Salón Pueyrredón. Justamente, en ese mismo momento en la ciudad bonaerense de Olavarría ocurrían desmanes varios y comenzaban a aparecer noticias sobre muertos en un recital, nosotros sí fuimos testigos de una verdadera fiesta que empezó con La Pata de Giuseppe, en un set muy enérgico y con el mismo “Checha” de invitado, cerrando con un tema de El Último Ke Zierre y uno de La Polla Records -porque, sin lugar a dudas, nunca fallan los covers-.

Tras ellos salieron a escena Los Bombarderos, casi locales en el recinto de la Avenida Santa Fe. Si bien el set estuvo muy interesante, hacia el fondo del local no pudimos escuchar mucho del show. Mea culpa de esto, compartiendo unas cervezas y conversando con parte del público sobre música, los vivos de Superuva -que hacía mucho tiempo no teníamos el gusto de presenciar- y, sobre todo, recordando que junto a Flema, esta banda fue parte de nuestra infancia. La decisión de ir hacia el fondo del recinto mientras tocaban Los Bombarderos fue 100% errada, sin dudas. Al comenzar Superuva, el lugar ya estaba repleto y quedamos muy lejos del escenario… Una convocatoria muy buena para una banda ya legendaria.

Superuva arrancó con el clásico “un, dó, tré, va!!”, con todos cantando No Te Vayas Gorda. La fiesta comenzó pasadas las 3 de la madrugada, con globos, guirnaldas y pogo incluido en el cotillón. En el escenario, podíamos apreciar una lista larguísima y así fue: tocaron casi tres horas, tomándose su tiempo entre tema y tema o entre un invitado y otro: teclado, violín, trompeta, bajo, violeros y dos miembros clásicos de la banda. En su momento llevaba la cuenta de los temas, pero llegó un momento en que la nostalgia se apoderó de mi y no podía hacer otra cosa que cantar. Es que, sinceramente, este fue un show plagado de temas clásicos, empezando muchos de ellos con guiños a canciones de bandas que los influenciaron, y dándose tiempo para homenajear a Eskorbuto, Ramones y, según “Checha“, la banda que más los influenció: Siniestro Total -banda española que también llevan la bandera del humor en su música-.

Verdaderamente, fue una noche en la cual nos pudimos transportar en el tiempo y sentir que estábamos en esos nefastos años ’90. Inclusive, hacia el final del show “Checha” anunció eso de “un peso, un dólar”. Pero cómo tira el cuerpo cuando uno perdió la costumbre de esos shows noventosos que arrancaban bien tarde en la madrugada y eran tan largos. Y aunque el cansancio era grande y el “aroma” era fuerte, el final parecía no llegar más: un tema, otro tema, y cuando supuestamente ya todo terminaba… ¡No se fueron nada! ¡Volvieron y siguieron tocando! Es que, por supuesto, ¿cómo uno va a abandonar su propia fiesta de cumpleaños? Tan bien acompañado y tan halagado por tus invitados. Obviamente, nos quedamos con ganas de comer torta, pero somos punks y sabemos conformarnos con cerveza, pegotearnos las zapatillas en el piso y cantar todos juntos… ¡Por muchos años más, Superuva!

Compartir:
Shinobi
Shinobi

Shinobi es un portal que contiene artículos y noticias relacionados con el manganimé, cómics, videogames, cosplay, sci-fi, música, libros, cine y demás expresiones artísticas apuntadas al entretenimiento, la cultura joven y ligadas en su amplio espectro al género fantástico.

No hay comentarios

Sin comentarios aún!

Podes ser el primero en escribir un comentario

Deja un comentario