Review: Heavysaurios en Teatro Vorterix (23-07-2016)

Review: Heavysaurios en Teatro Vorterix (23-07-2016)

0 comments 📅27 julio 2016, 11:48

Por Mariano Aratta // @gutenseth
PH: Sabrina Espeche

Empecemos por el final, aunque sea una frase hecha: ir a ver a Heavysaurios en el Teatro Vorterix se ha convertido en una sana costumbre, tanto para Shinobi News como para el público infantil y también adulto que espera ansioso todos los años “ese sábado frío de julio” en el cual va a compartir con los más chiquitos de la familia un poco de metal pesado y diversión… sonrisas y rock en dosis iguales. Como dijo Mr. Heavysaurio -voz de la banda- en un parate del show “perdieron la cuenta” y no sabían si eran ya 15 Vorterix los que habían reventado en tantos años de sana algarabía musical o tal vez alguno más.

Heavysaurios-julio2016-01

En esta oportunidad, el recital fue más musical que en años anteriores, con menos intervenciones para interactuar con el público y sin ningún invitado ajeno a la banda o villano caracterizado para hacer reír a los chicos. La decisión fue acertada ya que la banda presentaba su nuevo disco –Revolución Verde– y no había tiempo en medio del setlist para tantas cosas por fuera de la música. Cuando el telón se abrió, pasadas las 15, con los chicos gritando desde hacía varios minutos en el “Vip Saurio” al cual ningún adulto podía ingresar, Mr. H agitaba la bandera de la revolución con el tema que da inicio al nuevo álbum –Niños del Metal– y la escena se tornó épica. No nos cansamos de repetirlo año tras año: niños haciendo cuernitos y headbanging, con sus padres mirando desde lejos con una gran sonrisa en sus rostros. Esos padres que tal vez en su infancia no tuvieron unos Heavysaurios que les endulzaran los oídos y los hicieran sentir adultos rockeros. La unión familiar es total en estos shows. A pocos pasos de la valla, delante de Riffi Raffi -guitarrista- un pelilargo canoso entrado en años, vistiendo chaleco de jean con inscripciones de V8 y Hermética, entre otros, hacía los cuernitos con su mano izquierda y cantaba todas las canciones sin interrupción mientras cuidaba a una pequeña niña -quizás su hija o sobrina- que también coreaba feliz las canciones de los saurios. Por otra parte, la interacción entre la banda y su menudo público también siempre fue uno de los puntos fuertes. Músicos caracterizados que interpelan a los niños como si fuesen adultos –“¡griten Yeah bien fuerte!”-, feedback constante, lecturas de banderas y agradecimientos fueron moneda corriente.

Heavysaurios-julio2016-02

La sucesión de temas, uno tras otro, con breves interacciones, no nos dio respiro. Tras la presentación sonó el nuevo tema de Mili Pili que está destinado a ser hit y “clásico” de la banda, Heavy Disco, que nos hizo mover a todos nuestras colas imaginarias y que la gente se fue cantando a sus hogares a pesar de ser uno de los primeros del show. Luego se sucedieron Servicio Técnico Espacial, El Baile de los Duendes -también del nuevo álbum- y un breve descanso en el cual nos dejaron con un resumen de la película finlandesa de Heavysaurios en la pantalla del escenario -mismo film que se proyectó en el BAFICI de este año-. Quizás la decisión de eliminar parte del espectáculo “actoral” de otros años fue para reunir más temas nuevos y los fragmentos de esta película, pero creemos que tal vez no fue lo más acertado ya que al no estar doblada al español -sólo subtitulada- el resumen se hizo más largo de lo esperado y los niños, tan propensos a aburrirse rápido, no tardaron muchos minutos en ponerse a charlar, dar vueltas y pedir el retorno de sus ídolos verdes al escenario.

Por suerte para ellos, esto sucedió rápido y de ahí en más vino la catarata musical final, sin interrupción: La Risa del Guardián, Perdida en el Bosque -otro de Mili Pili, del segundo disco-, la presentación de la banda y el último tema, revoleando nuevamente la bandera de la revolución, titulado Armadasauria, también del nuevo disco. El pequeño público estaba exultante y recibió muy bien los nuevos temas y con esta canción final hizo un mini pogo y agitó con pasión. Así, luego de una hora y minutos, se retiraron de escena… para volver con su clásico y súper coreado-pogueado-mosheado tema Quiero Leche, con el cual se despidieron -ahora sí- ¡hasta el sábado próximo! Misma hora, mismo lugar, no se pierdan la fiesta y lleven a sus hijos, primitos, sobrinos… ¡no se arrepentirán jamás!
Sigan el link a nuestra agenda de Shinobi acá

Les dejamos las fotos del show, cortesía de Sabry Espeche, directamente desde nuestra fanpage en Facebook.

Compartir:
Seth
Seth

Comunicador Social (UBA) y periodista, hombre de radio. Vegetariano, melománo empedernido, guitarrista, cinéfilo, fan de los '80, la filosofía y los "cuentos de terror". Seth odia los relojes y cree en la metafísica como única forma posible de autosuperación de la humanidad (?)

No hay comentarios

Sin comentarios aún!

Podes ser el primero en escribir un comentario

Deja un comentario