Review: Eruca Sativa en Ciudad Cultural Konex (02-04-2016)

Review: Eruca Sativa en Ciudad Cultural Konex (02-04-2016)

0 comments 📅05 abril 2016, 12:27

Por Mariano Aratta // @gutenseth
Ph: Sabrina Espeche

Eruca Sativa es, sin dudas, una de las bandas nacionales del momento. Pero en medio de la presentación de esta nueva encarnación más rockera y poderosa, el trío cordobés tuvo tiempo para tomarse un respiro y recrear Huellas Digitales -DVD grabado en el Teatro Ópera en agosto de 2014- al aire libre, bajo una hermosa noche estrellada que fue el marco ideal para este show en Ciudad Cultural Konex.

Anunciado a las 20 puntual, fue en ese horario que se apagaron todas las luces y, pocos minutos después, Lula Bertoldi, Brenda Martin y Gabriel Pedernera asomaron al escenario bajo los gritos de un enfervorizado público. Admiración femenina, delirio histérico masculino, un nuevo paradigma en el rock: los gritos risueños del público no se hicieron esperar, desde el clásico «mucha ropa» hasta los pedidos para que las chicas «les hagan hijos» (?) fueron moneda corriente.

A propósito del público, hay que destacar que Eruca Sativa lleva a sus recitales un grupo bastante heterogéneo de gente. A nuestro alrededor desfilaban metaleros, remeras de Pantera, Metallica, Pearl Jam, algún que otro hipster, niños, adultos, mayores; en resumen, un target muy amplio y variopinto que le da un color y matiz especial a cada presentación de Eruca. Y esto no se dio sólo por la propuesta, en formato electroacústico, sino también porque la banda en sí misma logra cautivar amplios espectros del exigente público argentino.

eruca_sativa_konex01

El comienzo íntimo, con el trío sentado rasgando guitarras acústicas, fue con Mi Canción, Para Nadie, Una Vida y Tanto Tiempo. Tras estas cuatro canciones iniciales, cada músico tomó su puesto habitual y recién allí Lula saludó al público con un «Buenas noches, Konex, que maravilloso verlos bajo las estrellas esta noche». Desátalo nos alejó un poco del intimismo acústico e hizo vibrar a los presentes y a partir de allí fueron intercambiando instrumentos de eléctricos a acústicos en secuencia perfectamente planificada para manejar los climas y los ánimos de la gente.

Promediando el show, Brenda recordó «lo bueno que es estar en un día tan especial, compartiendo música en paz», debido al recuerdo del 2 de abril, Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas. Con ese preámbulo y la aprobación gestual de Lula ante las palabras de su compañera, comenzaron los primeros acordes de Calma. Y con el correr de los minutos, las canciones fueron adquiriendo más fuerza, se sumaron dos saxofonistas y dos violinistas para interpretar Frío Cemento, Agujas, Paraíso en Retro, Antes que Vuelva a Caer y Para que Sigamos Siendo. Brenda se lució una vez más en el bajo, con un intermedio de fretless e inclusive jazzero que nos hizo recordar a Pedro Aznar.

eruca_sativa_konex02

La parábola del show nos brindó un inicio con temas acústicos, hasta otros matices con un intermezzo bailable, versiones muy divertidas del repertorio, para finalizar con el costado más eléctrico y furioso de Eruca. Así llegó el épico Amor Ausente, a esta altura un clásico de la banda -aunque no sea de su autoría- con Juan Pablo Rufino como invitado en bajo, para luego dar paso a Magoo -en una versión casi funky que nos hizo recordar al tema Los Viejos Vinagres de Sumo por los vientos y la fuerza bailable-, tema después del cual Lula presentó a cada uno de los integrantes de la «hermosísima orquesta» que los acompañó durante el show; Brenda presentó a Gabriel y él, a su vez, presentó a Lula, completando el círculo de músicos en escena. De ahí en más, la banda inició la recta final del show con El Balcón, y -tras el grito de «una más, una más»– la cantante anunció que «¡No nos vamos nada! ¡Una más, dale!» para cerrar una noche inolvidable con Nada Salvaje, el nuevo tema de la banda, adelanto del próximo trabajo discográfico, en el cual hicieron saltar a su público y generaron el primer -y único- pogo en dos horas.

La noche del Konex nos ofreció una banda que sonó perfecto, bajo las estrellas, con una orquesta impecable dirigida por Nicolás Sorín, quien también hizo todos los arreglos para la presentación original de 2014 y para el DVD, con un juego de luces soberbio que iluminó todos los rostros presentes… no podemos pedir más. Queremos mucho a Eruca y no nos sonrojamos al afirmarlo. Esta banda se supo ganar un lugar en los corazones del rock a fuerza de carisma, talento y simpatía. Esperamos ansiosos su nuevo disco y futuras presentaciones en vivo.

Les compartimos a continuación el álbum de fotos del show, cortesía de Sabrina Espeche, directamente desde nuestra fanpage de Facebook:

Compartir:
Seth
Seth

Comunicador Social (UBA) y periodista, hombre de radio. Vegetariano, melománo empedernido, guitarrista, cinéfilo, fan de los '80, la filosofía y los "cuentos de terror". Seth odia los relojes y cree en la metafísica como única forma posible de autosuperación de la humanidad (?)

No hay comentarios

Sin comentarios aún!

Podes ser el primero en escribir un comentario

Deja un comentario