Review: Snarky Puppy en el Luna Park (09-03-2016)

Review: Snarky Puppy en el Luna Park (09-03-2016)

0 comments 📅14 Marzo 2016, 11:33

Por Scott // @escote Instagram

Recibí como regalo de navidad la posibilidad de cumplir el sueño de ver en vivo una de las bandas más hype cool del momento, pero antes de ser esto, fue la mejor banda en vivo de Jazz Fusión de los últimos 4-5 años. Estoy hablando ni más ni menos que de Snarky Puppy.

El grupo es un conglomerado de músicos de Jazz liderados por el bajista Michael League y un staff rotativo de unos veinte músicos en su historial y que en esta oportunidad está girando por Sudamérica con Justin Stanton -teclados y trompeta-, Caleb Sean McCampbell -teclados-, Chris McQueen -guitarra-, Mike MaherJay Jennings -trompeta-, Chirss Bullock -saxo y flauta-, Nate Werth y Marcelo Woloski -percusión- y Jason Thomas -batería-.

Su Jazz Fusión es sólo la base de su sonido, mezclando ritmos tropicales y orientales, con Funk, Rock, Blues, Jazz clásico y mucho pero mucho jamming. Y eso se nota en su nutrida discografía, amplia para su joven historia, y sus dos Premios Grammy, prometiendo un futuro de leyenda si el camino sigue siendo este.

Con puntualidad inusual en el rock, Snarky Puppy encendió su parafernalia a las 21, haciendo vibrar al publico presente, el cual desde mi ignorancia del tipo de amantes de su música, vaticinaba un estadio a medio llenar y me lleve la grata sorpresa de encontrar un estadio Luna Park, en un 75% de su capacidad, un numero más que interesante teniendo en cuenta que la banda había visitado hacía escasos cinco meses el país y que el valor del ingreso no era algo tan accesible.

El recital tuvo un recorrido más que interesante con “clásicos” como Things of Gold o Shofukan, repasando inclusive temas de su ultimo trabajo instrumental, pero reservandose dos sorpresas exclusivas para el público presente  esa noche: Semente, una pieza inspirada en la música brasileña, y Palermo, canción escrita por Woloski, dedicada al barrio donde viven sus padres, la cual está hecha en tempo y base de chacarera.

No es simple transcribir lo que fue el show , pero en pocas palabras podría definirlo como una procesión de emociones recíproca. Los músicos y el público cumplían su rol a la perfección en un equilibrio único. Cada tema era un asombro por parte de los oyentes y la devolución hacia los artistas era de puro asombro por lo que generaban. Cantitos, coros de instrumentales, saltos y pogo, hicieron que cada tanto los músicos se detuvieran a inmortalizar esa respuesta poco usual en sus recitales lo que promete que claramente se volverán a presentar en nuestro país y en la región.

Es complejo volcar todo lo vivido esa noche, para los afortunados que llegamos al evento, fuimos testigos de un show con todas las letras, para quienes nunca escucharon hablar de la banda, esta reseña tiene como fin invitar a conocerlos y la próxima vez ¡a no perderse su recital!

Compartir:

No hay comentarios

Sin comentarios aún!

Podes ser el primero en escribir un comentario

Deja un comentario