Review: Lollapalooza Argentina 2016 – parte 01 (18-03 y 19-03-2016)

Review: Lollapalooza Argentina 2016 – parte 01 (18-03 y 19-03-2016)

3 comments 📅22 marzo 2016, 16:45

Por Mariano Aratta // @gutenseth

Ph: Alive Coverage

El Festival Lollapalooza Argentina edición 2016 pasó como un vendaval -no sólo debido a una cuestión climática- por un colmado Hipódromo de San Isidro, como nunca antes en este tipo de shows: 170.000 personas entre ambas jornadas lo convirtieron en récord, superando incluso a sus propias ediciones anteriores.

La razón para este tipo de convocatoria -aún a pesar del precio de las entradas, casi agotadas todavía antes de anunciarse la grilla de artistas- es una fórmula sencilla, rendidora, pero de manufactura especial: dedicación. Simplemente eso. En este caso, las bandas podrían tranquilamente quedar en segundo plano porque uno ya sabe de antemano que, más allá de gustos personales, el Lolla va a tener grupos musicales de calidad. Entonces nos enfocamos en algo que, lamentablemente, no existe en otros festivales de nuestro país: una buena organización, corredores amplios para circular y evitar aglomeraciones, escenarios separados, juegos, divertimentos varios, oferta culinaria, pantallas, todo en un solo espacio -enorme- sumado a un menú de bandas internacionales y locales de renombre, para todos los gustos, promesas en ciernes y un sonido pulido e impecable que, más allá del chiste, haría que hasta los cantos del presidente argentino y de su vice suenen a una verdadera banda de rock. Si hay algo que destacar entre todos estos aciertos del festival es el sonido, absolutamente todas las bandas tuvieron performances “como se debe” para este tipo de escenarios. Por eso, antes de continuar esta review para enfocarnos en la música en sí, no podíamos dejar de mencionar estos aspectos. Precisamente, los festivales deben ser así. Y no nos referimos a la parafernalia, sino a brindar a los concurrentes algo acorde a lo que están pagando. Simplemente la famosa relación entre precio/calidad que en Argentina no es muy frecuente.

LOLLA_ARG2016_08

Adentrándonos en el terreno musical, este festival siempre es una buena oportunidad para conocer nuevas bandas, algunas famosas en sus tierras de origen pero en nuestras latitudes reducidas a grupos de fans. Dentro de este grupo, sin dudas las sorpresas más gratas fueron las de Jungle, Halsey y Vintage Trouble. Los primeros, quizás los más famosos entre el público local ya que tienen un par de hits reconocidos y habían visitado Niceto Club el año pasado, demostraron un poder inusual con su combinación entre Funk, Soul y Electro-Pop. Los que vimos a Jungle nos quedamos con ganas de un poco más. Por su parte, Halsey, de tan sólo 21 años, es una Pop Star que usó la Web para hacerse popular y en menos de un año pasó de tocar en pubs de Nueva York a festivales de este calibre. No es para cualquier paladar, pero sin duda tiene una carrera promisoria. En cuanto a los estadounidenses de Vintage Trouble, se presentaron temprano el segundo día del festival con su Blues Rock “jamesbrowniano” y despertaron el calor en la tarde casi otoñal con el carisma de su frontman Ty Taylor, levantando al público que había ido para ver a las primeras bandas e inclusive cantando sobre la gente en un mosh alocado. Estos tipos impecablemente trajeados son para seguir de cerca.

LOLLA_ARG2016_Vintage_Trouble

El primer día transcurrió bajo la atenta mirada de Perry Farrell -mente maestra del Lollapalooza – y su esposa Etty Lau Farrell, quienes se tomaron fotografías y charlaron con la prensa. Y entre palabras que iban y venían, quizás la queja recurrente de quienes asisten al Lollapalooza es la superposición de shows y algunos horarios “tempraneros”, sobre todo para la gente que llega más tarde por razones laborales. Si bien siempre tratan de ser cuidadosos con la oferta, a veces sucede que una banda como Eagles of Death Metal, bastante esperada en nuestras tierras, termina tocando un viernes a las 15. Y aunque hayan venido al país sin Josh HommeQueens of the Stone Age– mucha gente ansiaba verlos. Los que pudieron hacerlo no dudan en afirmar que fue un gran show, destacando el carisma de Jesse Hughes, su frontman. Y toda su energía hizo pensar que ya han superado lo acontecido en el triste atentando de Le Bataclan, París, el 13 de noviembre del año pasado. Sin dudas, esperamos verlos de nuevo en Argentina, con un show 100% propio. Así como también a gran parte de las bandas que se presentaron con tan buenas críticas: en resumen, fueron 51 artistas de diversos géneros que dejaron su huella plasmada en sus presentaciones. Y de esta cantidad, 23 fueron los que pisaron por primera vez suelo argentino: la mencionada Halsey, Stone Giant -un equipo “resto del mundo” Hard Rock Blusero formado en el famoso Berklee College de Boston por un argentino, un brasilero, un portugués y un chileno-, Walk the Moon -una muy buena banda de Indie Rock estadounidense-, Gramatik -una suerte de dúo entre un DJ de Eslovenia y un guitarrista que hizo mover a los fans del género-  o Jack Novak -DJ que trabajó con Pharrell Williams-, entre los menos conocidos.

LOLLA_ARG2016_EODM_01

Las bandas locales que sufrieron esta superposición horaria, aunque por otros motivos, fueron Illya Kuryaki and the Valderramas y Babasónicos. Tanto IKV el viernes, como la banda de Adrián Dárgelos el sábado, tuvieron el horario estelar de las 21, aunque los primeros debieron “soportar” que en otro escenario se presentaran al mismo tiempo los exquisitos australianos Tame Impala. Babasónicos, mientras tanto, “compitió” con los británicos Mumford & Sons. No obstante, la banda de Dante Spinetta y Emmanuel Horvilleur hizo bailar a sus fans más leales y no se guardó nada. Lo mismo para Babasónicos, quienes arrancaron su show con una tremenda concurrencia y cumplieron con creces. Ambas bandas, instaladas hace años en la escena local, siempre cumplen -más allá de los gustos de cada uno-: imposible no salir con una sonrisa de sus shows. En cuanto a Mumford & Sons, los muchachos Folk-Rock cumplieron con las expectativas de los fans, con un sonido prolijísimo y acabado, realmente muy pulcro, tanto desde la ejecución instrumental como desde la voz. No obstante, tuvieron un dejo más popero que en su versión discográfica. Quizás a los oídos de alguien que no es fan de la banda, los temas tienen una atmósfera similar entre sí y pueden conducir al sopor. Pero sin dudas, esta es una de las bandas del momento y el público quedó muy conforme, “a caballo” de I Will Wait, el tema más coreado.

LOLLA_ARG2016_Mumford

Casi al mismo tiempo que el ya mencionado GramatikAlbert Hammond Jr. y Twenty One Pilots brindaron sus respectivos shows. Hammond Jr. había estado en Buenos Aires “en plan solista” en el Personal Fest de 2013 y esta vez redobló su apuesta, con un show mucho más movido y hitero, aunque como suelen hacer algunos músicos que en el pasado formaron parte de bandas muy populares, no tocó ningún tema de The Strokes. No obstante, tanto en el Lolla como en su sideshow de la noche anterior en el Teatro Vorterix, el público quedó muy satisfecho con la performance del estadounidense-argentino. En estas tierras, sin dudas Albert “se siente local”. Por su parte, Twenty One Pilots aportó su cuota de rap enmascarado, ya que Tyler Joseph y Josh Dun -integrantes de este movedizo dúo- decidieron salir a escena con la cara cubierta, aunque luego de un par de temas las máscaras volaron de los acalorados rostros, pero el baile y el frenesí continuó, con instrumentos variados como un piano, un ukulele, una guitarra y una trompeta, además de la batería que, como cierre, terminó en un tarima con Dun encima golpeando sus tambores, justamente sobre las cabezas del público.

LOLLA_ARG2016_21_pilots04

El Lollapalooza Argentina 2016 dejó mucha más tela para cortar, pero lo importante es destacar los aspectos tanto organizativos como de respeto al espectador, el ambiente ameno y de fiesta que imperó en ambos días y el acierto de elegir una sede como el Hipódromo de San Isidro que, aunque para algunos muy lejana geográficamente, se postula como uno de los pocos lugares -quizás el único- que puede alojar un festival de tamaña magnitud.

A continuación, compartimos algunas fotos de prensa y los invitamos a que esperen la segunda parte de esta reseña, porque todavía falta lo mejor…

Compartir:
Seth
Seth

Comunicador Social (UBA) y periodista, hombre de radio. Vegetariano, melománo empedernido, guitarrista, cinéfilo, fan de los '80, la filosofía y los "cuentos de terror". Seth odia los relojes y cree en la metafísica como única forma posible de autosuperación de la humanidad (?)

Deja un comentario