Review: 2 Minutos + Cadena Perpetua + Da Skate + Fiesta Clandestina en Groove (27-02-2016)

Review: 2 Minutos + Cadena Perpetua + Da Skate + Fiesta Clandestina en Groove (27-02-2016)

0 comments 📅02 marzo 2016, 15:18

Por Juan Manrrique

Foto de portada: Fede RK Fotografía

La palabra clandestino usualmente se asocia a lo oculto, lo restringido, lo reservado para unos pocos. Claramente, esto no se aplica cuando lo que lo antecede es la palabra fiesta. La Fiesta Clandestina, ya un ícono entre jóvenes adultos que fusiona los conceptos de boliche, recital y circo, celebró una nueva edición en Groove acompañada de los máximos referentes de la escena Punk local: 2 Minutos, Cadena Perpetua y Da-Skate. El evento que le depararía a la noche de Palermo desde barra libre, juegos con participación del público y hasta espuma en cantidades industriales comenzaba así…

Las veredas de la Avenida Santa Fe ya estaban colmadas antes de las 0 horas. Una fila de casi dos cuadras aguardaba a aquellos que venían a saciar su sed de descontrol. Y más de la mitad aún se encontraba afuera cuando a las 00:30 puntual Da-Skate, con Leandro Flores a la cabeza, abría el telón con la furia de Los 6 Sombreros Para Pensar. Luego le seguirían canciones como ¿De qué lado estás?, Piacenza -con una honorable dedicatoria hacia el recientemente fallecido Ezequiel Rivero-, La Batalla de las Termópilas y Stalingrado. Los oriundos de Mercedes vienen hace años abriéndose paso en el movimiento Hardcore Punk local, sumando adeptos en toda Latinoamérica gracias a su mix entre melodía y rabia que nos hace recordar a bandas como No Use For a Name o Pennywise. De la mano de Germán Pace en batería, la bajista Eugenia Valle, Marcos Di Federico en guitarra y coros y el ya mencionado Flores como líder vocal, Da-Skate ha editado varios discos y realizado diversas giras tanto en Argentina como en los países limítrofes. Finalizaron su set con La Sociedad Postcapitalista, que a pesar de recitar “nadie escucha nuestra voz” fue la gente quien, sin dejar de saltar, poguear y gritar cada tema, les dejó en claro que este primer gran paso de la banda desde el under hacia los shows masivos era más que bien escuchado y, por sobre todo, recibido.

La fiesta continuó de la mejor manera y para apaciguar las ansias por la llegada de Cadena Perpetua se llevaron a cabo varios juegos donde el público tuvo que lanzar unas cajitas, atrapar manzanas con un tenedor o directamente tener una buena actitud para con los payasos y el bebé Voodoo, obteniendo como recompensa una cerveza y una gran sonrisa.

A las 2 en punto, Hernán “Vala” Valente -voz y guitarra-, Edu Graziadei -bajo y coros- y el Chino Biscotti -batería- hacían su aparición en el escenario -sin darle tiempo de reaccionar a casi nadie- ejecutando de forma encadenada y ordenada todas las canciones correspondientes a su disco Largas Noches del año 2000. Con el corazón repleto de adrenalina y los pulmones escasos de aire, chicos y chicas se desvivían en el pogo ante cada acorde, solo o fill. Cadena Perpetua se encuentra en su etapa más sobresaliente. La gira 25 Años Tour cobró recientemente su primer Luna Park, consiguiendo un célebre récord de asistencia y consolidándolos como una de las bandas Punk nacionales de mayor trascendencia. El momento culmine del show comenzaría con Malas Costumbres y de forma abrupta concluiría con Sigo Acá y Desde el Infierno, todos pertenecientes a la placa Malas Costumbres.

clandestina

Para el siguiente intervalo los espectadores tuvieron el agrado de presenciar el ya clásico -y obligatorio- número circense Clowndestino que, entre canto y baile, tuvo a dos señoritas muy bellas haciendo sensuales piruetas en el aire. Groove ya estaba repleto y fuera de sí cuando los chicos de Valentín Alsina hicieron su entrada gloriosa a las 4 de la madrugada y, con un éxito detrás de otro, convirtieron a casi toda la planta baja -y algunos sectores del primer piso- en una zona exhaustiva de baile y mosh. Entre otras canciones, se pudo disfrutar de clásicos -como si alguna canción de 2 Minutos no se transforme automáticamente en un clásico- como Pelea Callejera, Lado Oscuro, la oda al fermentado de cebada y lúpulo Canción de Amor/Cerveza, Nada que Hacer -dedicado al cumpleañero y guitarrista Pablo Velmondo-, y el tema que terminó por ubicar a la banda liderada por El Mosca como un ícono del Punk a nivel internacional: Qué Mala Suerte.

En el marco de su gira Cachi 30 Tour, 2 Minutos alcanzó todos los destinos obligatorios en tierra local y aledaños. La banda compuesta por Monti en la batería, Papa en el bajo, Pedro en guitarra y coros, El Mosca en la voz principal, y Pablo en guitarra y coros, tiene como objetivo festejar sus 30 años en el Luna Park y plasmarlo luego en un nuevo DVD.

Una vez que sonaron Amor Suicida y Vamos a la Granja se invitó al escenario al boxeador Patón Basile, acto seguido El Mosca comentó que “si vamos a arrancar a los roscazos vamos a hacerla bien” y se largaron con el homenaje a los púgiles Piñas van, Piñas Vienen y el himno al barrio de origen Valentín Alsina. Después dieron un descanso de 10 minutos -“si les damos 2 minutos nos van a cagar a tiros después” dijeron entre risas- y comenzaron el siguiente bloque de éxitos que incluyó Demasiado Tarde, el suicida -pero muy divertido- Barricada y Arrebato; y cuando menos lo esperábamos comenzó a llover espuma, lo cual fue coronado con el último trío de clásicos: Como Caramelo de Limón, Ya no sos Igual y 2 Minutos.

Luego de que 2 Minutos dejara el escenario la fiesta siguió debajo de la espuma, consagrando una noche genial que podría ser definida con una frase de la última canción que sonó: respeto al de al lado y diversión.

Compartir:
Shinobi
Shinobi

Shinobi es un portal que contiene artículos y noticias relacionados con el manganimé, cómics, videogames, cosplay, sci-fi, música, libros, cine y demás expresiones artísticas apuntadas al entretenimiento, la cultura joven y ligadas en su amplio espectro al género fantástico.

No hay comentarios

Sin comentarios aún!

Podes ser el primero en escribir un comentario

Deja un comentario