Review: Kryptonita

Review: Kryptonita

0 comments 📅04 diciembre 2015, 16:44

Por Mariano Aratta
@gutenseth

Kryptonita es una película argentina basada en la novela homónima de Leandro Oyola que tiene una premisa simple: ¿qué hubiera pasado si en el turbulento escape de su planeta natal, Superman hubiera caído en el profundo conurbano bonaerense en lugar de caer en Smallville? Es así que con este planteo totalmente inconexo de superhéroes en un destartalado hospital público de Isidro Casanova, asistimos a una función inolvidable, muy bien lograda, con reenvíos directos al cómic pero también a una realidad social de un país dividido en bandos, sumado a los golpes del día a día cotidiano. Hay también asuntos de la llamada cultura villera, recuerdos de programas de televisión y viejas canciones. Un festín para treintañeros.

El film se desarrolla en la noche en la que El Nafta SuperJuan Palomino– llega malherido a la guardia del Hospital Paroissien junto con su banda, que está siendo perseguida por la policía. El médico del turno noche –Diego Velázquez– viene con un historial negro: varias vidas se le escurrieron entre sus manos en la guardia de ese empobrecido hospital, un poco por dificultades típicas del trabajo y otro poco por la corrupción policial que hace que deba ir en contra de los códigos deontológicos de su profesión. Para colmo, tendrá que lidiar con esta banda de ¿delincuentes? para hacer sobrevivir a su líder.

kryptonita

Con una mezcla de cultura popular, barrio, calle e íconos pop, el film resignifica el origen de cada uno de los integrantes de La Liga de la Justicia: Superman es Nafta Super / Pinino, La Mujer Maravilla es Lady Di -un travesti interpretado por Lautaro Delgado-, Linterna Verde es El FaisánNicolás Vázquez, con anillo de poder y camiseta de Deportivo Laferrere-, Flash es RáfagaDiego Cremonesi-, Batman es Federico “de la Federal” –Pablo Rago-, el Detective Marciano es Juan RaroCarca– y La Chica Halcón es la paraguaya Cuñataí GüiráSofía Palomino-.

La película, dirigida por Nicanor Loreti, con un guión de él mismo y de Camilo De Cabo, tiene varios pasajes que son un calco de algún cómic -increíbles El Tortuga como un Doomsday policial y El Corona de Diego Capusotto, un Joker a la argentina-, así como también varios mensajes directos con aparente llamada a la reflexión del momento político y social que vivimos, sin duda más crudo en los bajos fondos de la pobreza del conurbano o en la miseria de la venida a menos salud pública argentina. Completan el elenco Sebastián De Caro, Susana Varela, Gabriel Schultz, Luis Ziembrowski y Pablo Pinto.

kryptonita05

Desde la fotografía, el arte, el sonido y la música se logra construir con efectividad el clima que este género de superhéroes villeros requiere. Hay muy buenos efectos especiales que le dan una “imagen de cómic” a la estética bonaerense. Pero no todo lo que reluce es oro, el film va perdiendo interés con el correr de los minutos y que dure 1 hora y cuarto es en sí mismo lo justo: más hubiera sido innecesario. Quizás el factor más importante para que la tensión dramática decaiga es la falta de un protagonista central: podría ser el médico de guardia, podría ser Nafta Super o Federico. Son todos y nadie a la vez. Tampoco se comprende claramente si hay un bando “bueno” y uno “malo”, como para darle mayor intensidad al enfrentamiento. En sí, la historia promete bastante al comienzo y termina teniendo un final un tanto ingenuo, aunque no por eso divertido y emocionante. Los recursos que resultan cómicos al principio comienzan a ser repetitivos y le falta una vuelta de tuerca al plot como para que el interés del espectador no decaiga. No obstante, el film aprueba y es de celebrar que propuestas así enriquezcan el cine nacional: una mezcla entre el Clase B de John Carpenter con toques argentos como esta siempre es bienvenida a las pantallas, para dejar descansar un poco las temáticas archiconocidas por todos en el cine nacional. En sí, fue un estreno refrescante, con actuaciones más que pulcras y muy buenos efectos.

Compartir:
Seth
Seth

Comunicador Social (UBA) y periodista, hombre de radio. Vegetariano, melománo empedernido, guitarrista, cinéfilo, fan de los '80, la filosofía y los "cuentos de terror". Seth odia los relojes y cree en la metafísica como única forma posible de autosuperación de la humanidad (?)

No hay comentarios

Sin comentarios aún!

Podes ser el primero en escribir un comentario

Deja un comentario