Review: Eruca Sativa en Teatro Vorterix (21-02-2015)

Review: Eruca Sativa en Teatro Vorterix (21-02-2015)

0 comments 📅25 febrero 2015, 18:37

Por Mariano Aratta // @gutenseth

Fotos: Sabrina Espeche

«Hey, te escucho llegando en Déjà vu»

Un «mini-show». Al menos eso fue lo que presenciamos. No porque el «Hasta Pronto« de Eruca Sativa haya sido corto y desapasionado: el trío cordobés desplegó 22 canciones que hicieron delirar y acalorar a sus fervientes fans en la noche del pasado sábado, dentro de un infierno llamado Teatro Vorterix. El detalle no es menor: fue una noche más que especial para Eruca con una sala REPLETA. Y cuando decimos repleta no exageramos, no cabía ni una hormiga en la sala… lamentablemente para parte de la prensa y fotógrafos, como fue nuestro caso, que estuvimos una hora en la puerta del teatro, con la esperanza de que se libere algún espacio en la sala para que podamos ingresar a hacer nuestro trabajo. ¡Tirón de orejas para la organización del show! Que no haya un conteo de tickets vendidos, invitados y prensa, dejando a varias personas en la calle, es algo inusual en shows tan organizados como los del Vorterix.

Más allá de eso, ingresamos promediando el recital, justo cuando las embarazadísimas Lula Bertoldi -guitarra y voz- y Brenda Martín -bajo y coros- comenzaban a hacer sonar los bellos arreglos de una sutil versión de Corazón Delator, de Soda Stéreo. Una vez más, como venimos viendo en casi todos los shows a los que asistimos, otro homenaje al gran Gustavo Cerati.

Eruca_Sativa02

El estado físico de las señoritas no permitió un despliegue escénico importante pero eso no hizo mella en el sonido de Eruca: Gabriel Pedernera -batería y coros- le imprimió a la noche toda la fuerza de la cual la banda hace gala en cada presentación. Pero eso no fue todo, la voz de Lula y el bajo de Brenda siempre al frente, son la mixtura perfecta para que estos cordobeses no pasen desapercibidos y se conviertan en un excelso power trío, con toques bien rockeros, pero también autóctonos y «digitales», en una combinación original para el rock nacional de los últimos años.

Promediando el show, el trío se convirtió en una orquesta: un grupo de cuerdas apareció en escena y no bajó del escenario hasta el final. Teclados y guitarra soporte, en manos de Nicolas Sorín, líder de Octafonic y pareja de Lula, hacían lo suyo. Y para el emotivo Amor Ausente… la piel de gallina de todos: Juan Pablo Rufino, músico y pareja de Brenda, se sumó con el bajo y con su sensibilidad para brindar una versión inolvidable de esta canción que ya es un clásico. Una ola de aplausos y gritos se elevaron del emocionado público, las luces bajaron y el momento se consumó con un delicado roce de labios de Brenda y el padre de su futuro hijo.

Eruca_Sativa02

En definitiva, fue la despedida de los escenarios por un tiempo largo, con un show conmovedor para la banda y un público cada vez más numeroso. ¡Hasta pronto, Eruca! Esperamos volver a vernos pronto y seguir disfrutando de tu música.

Les dejamos a continuación la cobertura fotográfica de Sabrina Espeche directamente desde nuestra fanpage de Facebook.

Compartir:
Seth
Seth

Comunicador Social (UBA) y periodista, hombre de radio. Vegetariano, melománo empedernido, guitarrista, cinéfilo, fan de los '80, la filosofía y los "cuentos de terror". Seth odia los relojes y cree en la metafísica como única forma posible de autosuperación de la humanidad (?)

No hay comentarios

Sin comentarios aún!

Podes ser el primero en escribir un comentario

Deja un comentario