Review: The Raid 2: Berandal

Review: The Raid 2: Berandal

1 comment 📅07 agosto 2014, 22:52

Por Lucas Robledo
@LucasRobledo

Recuerdo que cuando vi por primera vez The Raid: Redemption, no podía salir del asombro. La recomendé a cuanta persona pude, y la vi varias veces, haciendo hincapié, sobre todas las cosas, en las escenas de artes marciales. La película, básicamente, es una amalgama perfecta de escenas de acción magistrales, con una pequeña historia que sirve de excusa para mostrar las peleas más violentas y una destreza marcial como pocas veces había visto.

Debo admitir que mi artista marcial desde ya hace mucho tiempo es Donnie Yen, pero luego de ver la cinta del director Gareth Evans, debo admitir que Iko Uwais, protagonista de la cinta, se ha ganado un segundo lugar con su tan bien pulido Silat.

the-raid2-01

Para muchos, fue una gran sorpresa saber que The Raid: Redemption iba a tener una secuela, llamada The Raid 2: Berandal, película que hoy voy a reseñar. Como era de esperar, la historia continúa a partir del final de la primera parte, y la historia se vuelve esta vez más importante que las artes marciales. El director y escritor Gareth Evans buscó hacer una cinta mucho más profunda y comprometida en todo aspecto, y generó un guión frondoso, con idas y vueltas, que toma muchos aspectos del cine policial de Hong Kong en su estructura, y mucho del anime o del manga en varios de sus personajes.

Debido a estos cambios, la cinta se presenta con un gran diferencial a lo expuesto en la primera parte. Hay más diálogos, mas historia entre escena y escena de acción, y se logran ver algunos condimentos de thriller policial en el medio, como para darle una dinámica narrativa más austera. Sinceramente, estas decisiones del director son las que hacen un poco largo y aburrido al film, si logramos separar todo esto de la acción que propone.

A546_C016_06060B

Y ahí es cuando se ve, nuevamente, lo que todos esperábamos: combates cuerpo a cuerpo realmente violentos, con una brutalidad demencial y unas coreografías realmente increíbles. Se nota, a la legua, que la producción de esta segunda parte es bastante más abultada que la primera, y al no ocurrir en un complejo cerrado, le permite al director meter todo tipo de escenas de acción dignas de cualquier película del género. Disparos, explosiones, persecuciones, peleas mano a mano, entre pandillas, con armas blancas, con palos… todo vale a la hora de demostrar lo que este gran artista marcial puede hacer.

De todas formas, esta vez se lo muestra un poco más humano, y menos invencible que en la primera parte, aunque el propio verosímil de la historia por momentos rompa con este criterio. Hay muchas escenas absurdas, que rozan la comicidad sin ser esa su búsqueda. Hay malas decisiones por parte del director, quizás intentando hacer un exponente un poco más “mainstream” dado el grado de exposición que ahora tienen sus películas. No puedo decir que lo que hizo en The Raid: Redemption fue mera casualidad, pero si puedo decir que esta segunda parte está muy distante de ser el producto redondo que fue su antecesora.

the-raid2-03

Dirigida, como ya dijimos, por Gareth Evans (Merantau, V/H/S 2), la cinta está protagonizada por Iko Uwais (The Raid: Redemption, Merantau), Arifin Putra (Macabre), Tio Pakusodewo (Java Heat) y Alex Abbad (Merantau).

Con menos acción pero más desmedida, las peleas logran ser más brutales por el salvajismo que denotan. La mezcla entre varios estilos marciales en las luchas es algo muy positivo, como alguna vez mostró Tony Jaa con su Muay Thai enfrentándose contra otros luchadores que dominaban el Karate, el Kung Fu o el Capoeira, por solo nombrar algunos. Una cinta hecha para fanáticos del cine de acción, que vuelve a poner en un nivel muy alto a Iko Uwais y su Silat casi invencible.


Compartir:
Lucas Robledo
Lucas Robledo

Game Designer y Producer. Redactor mercenario. Cinefilo conflictivo. Casi músico y muy poco de ilustrador. Gamer de la vieja escuela. Aficionado al terror, a los comics y a la literatura.

Deja un comentario