Review: RoboCop (2014)

Review: RoboCop (2014)

0 comments 📅14 febrero 2014, 12:01

Por Shezo!

Si hay una película que despertó polémica desde el primer segundo de haberse conocido el proyecto, esa sin lugar a dudas es la remake de RoboCop. Recuerdo haber visto los comentarios de cientos de fans poniendo su grito en el cielo, o mejor dicho en el cibermundo, con cada video y cada imagen que se iba filtrando al público sobre esta producción. ¿Son realmente necesarias las remakes? Seguramente haya opiniones divididas, pero estoy más que seguro que la balanza se inclina claramente hacia un lado.

RoboCop nos sitúa en un futuro no muy lejano en el que está instaurado sobre la mesa el debate sobre la participación de los robots en la seguridad pública debido a una creciente ola de crímenes. Dicha tecnología ya es aplicada en la intervención de los conflictos internacionales, claramente a favor de los Estados Unidos. Estos «Drones de batalla» son propiedad de la corporación OmniCorp, la cual está poniendo todos sus esfuerzos para lograr cambiar la opinión pública respecto a la utilización interna de estos drones, no en pos de mejorar la seguridad de la población, sino más bien con el afán de seguir sumando números a su ya abultada cuenta bancaria. En ese contexto, el presidente de OmniCorp, Raymond SellarsMichael Keaton– junto con su equipo de asesores, decide encarar un ambicioso proyecto: si el problema es que los drones no tienen conciencia, la solución es poner una conciencia humana dentro de ellos. Es allí donde es convocado el científico NortonGary Oldman– quien estaba trabajando en diferentes proyectos relacionados con la generación de implantes robóticos. La pieza final del rompecabezas que le hacía falta a OmniCorp para llevar adelante sus planes es el oficial Alex Murphy Joel Kinnaman-, un policía incorruptible y padre de familia que es herido gravemente por investigar por motus propio un caso que involucra la corrupción de sus propios compañeros de fuerza. Es así como en medio de la tragedia, Ellen MurphyAbbie Cornish-, esposa de Alex, termina poniendo a su moribundo esposo en manos de OmniCorp en pos de salvar la vida de su marido sin saber las consecuencias de lo que estaría por suceder. Es así como Alex Murphy se termina transformando en RoboCop, el arma definitiva contra el crimen.

Realmente es muy difícil hacer una crítica de una película que en sí misma no es para nada mala, pero que parece carecer de lo necesario para seducir realmente al grueso del público. En lo personal, creo que el peor de los problemas de esta RoboCop es justamente RoboCop, la original. Es allí, en la comparación, donde esta película pierde de manera abismal. Si me preguntan si vale la pena verla rápidamente contestaré que sí, pero que no esperen ver superada en ningún aspecto más allá del tecnológico a su versión original, porque eso los llevará sin lugar a dudas a decepcionarse de manera rápida.

Si hay algo que le podemos reprochar a esta RoboCop es el hecho de no haberse tomado de manera más eficaz el hacernos sentir que el mundo es lo caótico que la trama tímidamente sugiere y por lo cual una creación como RoboCop de alguna manera está justificada. En la película original podíamos sentir en cada toma la decadencia sin igual en la que la sociedad había caído, es que en esa versión de 1987 el mundo realmente estaba corrompido y Detroit era un nido de ratas de la peor calaña. En esta remake en ningún momento sentimos en carne propia el peligro que supuestamente hay en las ciudades, y lo peor del caso es que los villanos de turno más que grandes criminales parecen sólo «agresivos» agentes de marketing -y entiéndase el «agresivos» en el sentido menos visceral del caso-. En la película original se podía sentir que los villanos de turno no tenían escrúpulos y que estaban dispuestos a todo para lograr sus objetivos, era gente realmente ruin, incluso se los mostraba llenos de vicios y rodeados de prostitutas para acentuar sus «ejemplares» personalidades. En cambio, en la versión actual, está todo tan pulcro, tan pulido, que el peligro realmente se siente inexistente.

Pero más allá de las eventuales falencias que le podemos encontrar, fundamentalmente a la hora de las comparaciones, no deja de ser en sí misma una película muy correcta. Inclusive se permite lanzar algunas críticas sociales y políticas, sobre todo a los grandes medios de comunicación formadores de opinión a través del caricaturesco periodista Pat Novak, interpretado por el genial Samuel L. Jackson, del que sin lugar a dudas encontraremos en nuestra memoria infinidad de ejemplos similares de la realidad que nos rodea. El resto de las actuaciones está a grandes rasgos a la altura de las circunstancias; con una larga trayectoria, creo que no hay nada que se le pueda reprochar a Gary Oldman, impecable como siempre. Si bien es cierto que los papeles que les ha tocado interpretar a los actores claramente dudo que hayan puesto a prueba sus dotes actorales, también es cierto que cada uno de los que componen el reparto en los papeles estelares sumó su granito de arena para que la película sea disfrutable. También tengo que confesar que me hubiese gustado ver a un Michael Keaton más expresivo, pero se lo perdono por el contexto.

Para  finalizar, si bien como dije antes todo está por demás pulido para mi gusto, también es cierto de que el apartado gráfico no deja de ser muy bueno y que, en lo personal, los diferentes diseños de los drones y de los diferentes trajes de RoboCop me parecieron buenos. Las escenas de acción están por demás bien logradas, sobre todo la del final. Inclusive ver a Murphy sin el traje es todo un espectáculo. Además se agradece en grande respetaran el tema original de la película con los arreglos del caso. De aquí en más será cuestión de ver después de esta remake cual será el futuro del director José Padilha. Por lo pronto ahora las calles de Detroit están seguras… como parecen haberlo estado antes de la llegada de nuestro enlatado amigo.

Compartir:
Shezo!
Shezo!

Mezcla de gamer, comiquero y manganimero. Mix de metal y música electrónica. Amante del pixel art, el amerimanga y el pochoclo. Entusiasta del Rey Misterio, Joe Madureira y la merienda. Pisciano, mico y A+. Co-fundador de NeoZero Studio. Digno hijo de los 80s agradecido con los 90s.

No hay comentarios

Sin comentarios aún!

Podes ser el primero en escribir un comentario

Deja un comentario