Review: El Ataque

Review: El Ataque

0 comments 📅04 septiembre 2013, 18:34

El_Ataque01

Por Mariano Aratta

Al salir de la oscuridad de la gigantesca sala del IMAX de Olivos -Buenos Aires- lo primero que se nos pasó por la cabeza fue algo poco original que seguramente repetirán hasta el hartazgo en estos días, aunque no deja de ser llamativo: recordando a la taquillera Día de la Independencia, nos reimos de cómo a Roland Emmerich le gusta destrozar la Casa Blanca en sus películas. Es que así fue: invitados por la gente de la distribuidora UIP Argentina, caímos en la Avant Premiere de White House Down, conocida en Latinoamerica como El Ataque. Y la pasamos en grande. No esperen argumentos que van a cambiar sus vidas o la forma de hacer cine, sino muchas explosiones, tiros, helicópteros reventando y mucho pero mucho pochoclo. Al fin y al cabo, qué más que eso es lo que tenemos que ver en la gigantesca pantalla del IMAX y escuchar con ese super sonido…

 El_Ataque02.jpg

En una película de casi 2 horas pero que en ningún momento se nos hizo larga, destaca el personaje de Jamie Foxx -¡actorazo!- como James Sawyer, un presidente de los EE.UU. propenso a la paz mundial y a la unidad de naciones, algo que a muchas personas «les hace ruido», tanto dentro de su gobierno, como en el Ejército y la opinión pública en general. Justo da la casualidad que un buen día deciden atacar la Casa Blanca, en pos de que el presidente «revea alguna de esas medidas» y allí andaba un policía del CapitolioJohn Cale, interpretado por Channing Tatum– paseando con su hija Emily, una terrible freaky de la política a pesar de sus cortos 11 años. Cale estaba masticando bronca tras haber sido rechazado del trabajo de sus sueños en el Servicio Secreto, que justamente consistía en proteger al presidente Sawyer. Para no decepcionar a su pequeña hija con la noticia, se quiere distraer con la visita guiada a la mansión de Gobierno cuando se desata el ataque terrorista y ¡oh, casualidad! Cale deberá proteger al presidente a la fuerza.

El_Ataque03

Y así es que el protagonista, un tipo duro, se tiene que convertir en héroe, proteger al presidente, al país entero y a su hija propensa a meterse en líos. Está bien, la trama puede pecar de cliché, muy trillada y de hecho tiene todos los estereotipos del cine de acción -hasta los chistes-. Pero inevitablemente funciona: Emmerich es una fábrica de éxitos que explotan -literalmente- en la pantalla. Esta película tiene todo, un hacker chiflado, terroristas, conspiración, militares, gritos, granadas, autos que vuelan… absolutamente todos despilfarran municiones por doquier. Y sin embargo, nos hace saltar en la butaca, nos hace reír en algunas partes o comer las uñas en otras. Por eso mismo… funciona más allá de lo estereotipada que pueda llegar a ser o lo previsible de algún momento de la trama.

Ya saben, compren el balde más grande de pochoclos que encuentren en el «Candy Bar» de su sala amiga y mandense de cabeza.

Compartir:
Seth
Seth

Comunicador Social (UBA) y periodista, hombre de radio. Vegetariano, melománo empedernido, guitarrista, cinéfilo, fan de los '80, la filosofía y los "cuentos de terror". Seth odia los relojes y cree en la metafísica como única forma posible de autosuperación de la humanidad (?)

No hay comentarios

Sin comentarios aún!

Podes ser el primero en escribir un comentario

Deja un comentario