Entrevista exclusiva a Mario Castañeda: “La voz no es sólo un sonido, es donde está marcada la personalidad de una persona”

Entrevista exclusiva a Mario Castañeda: “La voz no es sólo un sonido, es donde está marcada la personalidad de una persona”

0 comments 📅30 enero 2012, 11:22

Por Shezo y Luz

Esperar a Mario en el Aeropuerto internacional de Ezeiza para llevarlo en automóvil al Aeroparque de Buenos Aires, desde donde partirá a Mendoza -en el interior del país, al límite con Chile- es la excusa perfecta para preparar el grabador y la cámara de fotos. Es que no todos los días podemos conocer al hombre que le pone voz, vida y expresión a GokúDragon Ball-, Kanon y SagaCaballeros del Zodíaco / Saint Seiya-, Zapp BraniganFuturama– o Jim Carrey, MacGyver y Bruce Willis, entre otros.

Para quien lo está conociendo ahora, les contamos que Mario Castañeda Partida nació el 29 de junio de 1962 en Irapuato, una ciudad del estado de Guanajuato, México y es un actor y director de doblaje mexicano. Además de todo lo antes mencionado, lo cual es sólo un breve recorte arbitrario de su carrera, fue la voz oficial del canal de televisión Boomerang. Cuenta la leyenda que Mario al principio había rechazado participar en Dragon Ball, debido a que no estaba seguro si los fanáticos iban a aceptar un cambio de voz al personaje principal -porque en japonés aunque el personaje crece no le cambian la voz y lo sigue doblando una mujer-, pero fue por el hecho de que su hijo le insistió de que fuese la voz de Gokú, se decidió por aceptar el papel.

Nuevamente en Argentina, pero por primera vez viajando fuera de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, nos acomodamos con Mario en el auto y comenzamos con las preguntas:

mario-castañeda01

Shz: – Entonces ¿Es la tercera vez que estas aquí en Argentina verdad?

MC: – Sí, es la tercera vez que regreso a Buenos Aires. La verdad es que, bueno, la ciudad es hermosa, desde siempre, hermosa la gente también. Entonces, ahora que me subí aquí al remis, les comentaba que para mí llegar aquí es cómo llegar a casa ya que siento que soy de aquí: la verdad es que estoy muy muy a gusto y tengo muy buenos amigos aquí en Argentina.

Shz: – Además, a lo largo de todas tus visitas me imagino que ya habrás tenido gente con la que siempre te contactas y demás.

MC: – Sí, claro, tengo ya muchos buenos amigos que surgieron de ese grupo de fans que hay siempre ¿no? Me contactaron desde que yo estaba en la ciudad de México y cuando venía para acá me dijeron, cuando el primer evento, que ellos eran el grupo tres amigos, una chica y dos hombres que iban a estar conmigo que me iban a acompañar o que si yo quería conocer, o ir a comer, etc., ellos irían conmigo y me enseñarían todo. Y entonces yo les dije que “ok, yo llego y si quieren le grabo algo o hablamos de lo que gusten… de… ¡lo que sea! Y una vez cumplido ese punto olvidémonos de eso, pues yo necesito amigos, necesito gente para ser de verdad”.

Shz: – Claro, estás todo el tiempo en el personaje.

MC: – Exacto. Y entonces de pronto con ellos se logró eso, dejé de ser un personaje y fui yo. Y además, toda la gente que ha organizado los eventos a los que he venido se convierte, más allá de ser gente que me contrata o los organizadores, llegamos a ser amigos. Entonces los valoro muchísimo. Para mí son una como isla aquí en Buenos Aires. Sé que si tuviera algún problema, algún mínimo problema, hay gente a la que puedo recurrir y que estarán ahí ¿no? Lo agradezco mucho de verdad.

Shz: – ¿Y porqué pensás que uno parte de esta relación? ¿Tiene que ver con los personajes que vos interpretabas? ¿Ese cariño que uno tiene al personaje después se traslada al actor?

M.C: – ¡Claro! Y yo creo que  es como un círculo interior porque no a cualquiera le pasa tampoco, ¿no? Ustedes son algo especial en este instante, por ejemplo, porque  Belén que me lleva allá a Mendoza me dijo hay alguien ahí en quien yo confío 100% y es gente en la que tú puedes confiar al 100%, entonces es como un círculo interior al que yo le puedo decir “mira, esto y aquello ya me duele la cabeza”, no se… cosas que a otra gente ni le cuento. Si es algo que llega a suceder cuando estás lejos de casa y de pronto puedes tener cualquier problema es una cosa que valoras mucho y agradeces mucho.

Shz: – Me imagino que ya debe ser una costumbre ¿no? Esto de viajar a convenciones y demás… esto de estar lejos de casa…

M.C: – Sí. Mi mujer… (piensa) Es parte de mi trabajo. Lo hago así como tal. La razón es, por supuesto, lograr el medio para vivir ¿no? Y entonces es un mezcla entre eso y el gusto por conocer lugares, por conocer gente, por disfrutar esto extra que me da mi trabajo. Pero sí, es dejar a mi familia. Y lo recuerdo siempre con dolor, tengo una bebé de casi tres años y en algún momento que yo llegaba de un viaje y venía contento y platicando, y de pronto no sé qué comenté y mi mujer me dijo: “pues sí, yo soy una madre soltera”, pero lo dijo con molestia y yo sentí que me partía en dos, porque pensé “yo estoy haciendo esto por nosotros”. No es que me vaya yo y diga “¡Ah! Me encanta viajar y quiero irme de aquí y dejarte sola y dejarte con la niña sola” (actúa). ¡No! Me voy porque estoy trabajando. Entonces, cuando comentó eso sí, fue como “¡Auch! ¿Quieres que lo deje? No vuelvo a salir, no me muero por salir, yo me muero por estar aquí contigo”. Obviamente, las cosas se hablan y pudimos ponernos bien. Fue en ese momento que ella se sentía sola y dijo eso. Pero sí, hay una melancolía, y me queda perfectamente claro que lo puedo disfrutar y los disfruto mucho a ustedes, por ejemplo, o llegar ahora a Mendoza y conocer… pero en el momento en el que regreso a la casa, en el momento en que llego ya a la puerta de mi casa, que se acaba el viaje, esa es la vida, es decir: ahí está mi mundo de verdad, pasando esa puerta está ella y está mi bebe y esa es la vida. La vida (lo remarca) no sé si me entienden.

Shz: – ¡Eso desde ya!

M.C: – Es así. Siempre viajo, porque salgo casi cada fin de semana. De pronto, también dentro de la República Mexicana viajo mucho. Entonces cuando llego ya a la casa me siento a gusto. Y cansado.

Shz: Ahí es cuando te sentís pleno y vos mismo al 100%

M.C: – Claro, no hay otra cama como la propia.

Shz: – ¿Y cómo es que se fue dando todo esto de salir de México? Porque debe ser muy curioso para los artistas de doblaje, que hoy por hoy ya lo tienen  incorporado y es parte de su trabajo y demás, pero me imagino que al principio habrá sido algo raro: “me están llamando de Perú, me están llamando de Argentina”…

M.C: – Claro, el doblaje ha sido siempre algo muy anónimo, ¿no? Obviamente todo esto se apoya en la actualidad tanto en el Internet y YouTube y todo eso que se ve ahora, porque antes no había modo de saber quiénes eran o donde contactarlos. ¡Nada! Tiene que ver mucho con el animé básicamente, con la caricatura japonesa, me queda perfectamente claro. Yo tengo 30 años en el doblaje y no me trae aquí Los Años Maravillosos (The Wonder Years, en Argentina conocida como Kevin, Creciendo con Amor. Serie de la cadena estadounidense ABC entre 1988 y 1993), ni Mac Gyver (¿hace falta explicar quién es?), ni Bruce Willis. Me trae Gokú, me trae Dragon Ball. Y ya con Gokú y Dragon Ball llegan todos los demás. Cuando ya platico de todo, la gente crea un mapa de todos estos 30 años, pero la razón principal, si nada mas fuera Gokú, eso sería más que suficiente para toda esta gente que son fans, y son los fans más especializados que conozco por que conocen perfectamente las series de animé, conocen perfectamente los personajes, muchos hablan japonés, muchos han viajado a Japón. Es gente muy especial. Entonces de verdad que tienes que estar a la altura por que a veces te hacen cada pregunta que esperan que por supuesto conozcas la respuesta, no puedes fallar. Entonces es por eso, es por el animé que se ha dado ese boom tan grande. Y bueno, en este caso que me tocó a mi haber grabado a Gokú. Yo terminé de grabar a Gokú hace once años y aquí estoy de regreso…

Luz: – Interpretando a Gokú de vuelta…

M.C: – ¡Exactamente! Entonces es una magia que no sé explicar, que no sé porque Dragon Ball tiene eso especial con la gente que no sé qué es.

Luz: – Pero es como muy particular el caso, porque hay gente de todas las edades que siguen mirando Dragon Ball o Dragon Ball Z y gente que se enganchó ahora y muchos chicos que lo siguen.

M.C: – Es algo muy curioso, que comprobé desde la primera convención a la que yo asistí en la ciudad de México. Uno pensaba que al grabar caricatura estaba grabando para los niños, pero la realidad fue que en la primera convención me encontré con un público gigante, había niños, por supuesto, pero había mucho adoloescente y mucho adulto joven y algún adulto ya adulto. Entonces nos volteábamos a mirarnos los actores porque no entendíamos qué estábamos haciendo entonces … fue descubrir que estábamos equivocados, que el del animé viene siendo un fan entre adolescente y adulto joven y que el niño se pega y que el grande se pega, pero que son ellos a los que realmente iba dirigido, los que entendían y gozaban mas de esa historia. Entonces, a partir de esa primera convención creo que todo cambio para todos, y ni siquiera era por Dragon Ball, era por los Caballeros del Zodiaco. Entonces sí, sí nos cambio la perspectiva, la visión, a los que estuvimos ahí. Y de esos que estuvimos ahí, algunos todavía seguimos saliendo porque la efervescencia, aquella explosión, aquel boom de los Caballeros del Zodiaco ya bajó en mucho, pero Dragon Ball sigue.

Luz: – Conozco personas de 16 y 8 años que miraban juntos los Caballeros del Zodiaco y los dos le dan una interpretación distinta.

M.C: – Bueno, además los Caballeros han seguido. Hace poco salió la Saga de Hades, regresó y regresaron no sé cuántos capítulos nuevos, y lo curioso de la vida es que hace casi 20 años que yo grabé allá, yo grabe a un personaje que se llama Kanon de Géminis, el hermano de Saga, uno de los cinco Caballeros y en la Saga de Hades que se acaba de hacer este año, creo, Hades es mi hijo Arturo. Arturo es aquel niño que cuando yo dije que no a Dragon Ball se tiró al suelo, tenía 8 años entonces, para rogarme, para explicarme que yo tenía que grabar aquí. Quince años después se graba la Saga de Hades, él (pone énfasis) graba la Saga de Hades. Él graba desde los 5 años, graba comerciales, graba doblaje, no lo ha estudiado como carrera pero está en esto desde siempre…

Shz: – ¡Lo tiene en los genes!

M.C: – ¡Exacto! Su madre es actriz de doblaje, entonces de pronto vienen los Caballeros del Zodiaco y se hace un casting de voces y se queda Arturo con Hades. Es algo que no puedo creer porque seguimos hablando de la misma serie que yo grabé hace quince años. Y ahora el ahí ¿no? Grabando a Hades, ¿no? Entonces es algo curioso. Y Gokú y Dragon Ball sí terminó, ya la historia no ha seguido.

Shz: – Para que veas lo curioso que es, esta es una publicación actual (le muestro un manga de Saint Seiya / Caballeros del Zodiaco).

M.C:- The Lost Canvas, claro. A este, a Pegaso, lo graba su mejor amigo, porque así es el doblaje, es un grupo pequeño, entonces el mejor amigo de Arturo, que se llama Arturo Cataño, es la voz de Pegaso. Bueno, son fans, entonces de pronto les cae a ellos estar ahí ahora. Arturo era un niño que platicaba con sus amigos, y platicaban de Dragon Ball y le decían “¿viste tal capitulo…?” Arturo había visto todos los capítulos, la directora de doblaje se los mandaba a su casa, le mandaba paquetes de veinte capítulos y Arturo los tenía en videocassette y los veía en su cuarto y luego los amigos le decían “¿viste el capitulo nuevo?” y él ya lo había visto todo. El me había acompañado a las grabaciones, había estado ahí conmigo. De pronto sus amigos le decían  “¡¿viste ahora que Gokú se convirtió?!” y él les decía: “¡Ah! Claro, Gokú, es que ustedes le dicen Gokú, yo le digo papá”. Era algo muy especial para él. Ahora esto que lo pone a él a grabar te aseguro que en su mente debe venir un cambio de visión tan grande de lo que veía antes a cómo ve ahora, ¿sabes qué?  Es como ver la televisión como la ve toda la gente y de pronto verla desde atrás no es lo mismo, es muy diferente.

Shz: – ¿Y vos en algún momento te pusiste a platicar con tus compañeros de elenco al respecto? A fines de 2010 estuvo René García acá con nosotros…

M.C: – (interrumpe) De hecho hace un mes estuvimos juntos aquí, el 10 de septiembre estuvimos acá y él había venido antes el año pasado solo.

Shz: – ¿Cómo viven ustedes? Porque me imagino que se comentarán anécdotas de lo que vivieron en las diferentes convenciones y demás.

M.C: – ¡Claro!, sí, por supuesto. Incluso hay tips de, por ejemplo, puede haber cosas que nosotros decimos de un modo en México y que acá pueden no tener sentido, entonces nos hablamos y nos ponemos de acuerdo en cosas ¿no? Por ejemplo, Saga, el hermano gemelo de Kanon de los Caballeros. ¡Hay ropa interior con nombre Saga en México! Entonces si yo hago referencia allá, significa algo, acá no significa nada, entonces no lo puedo utilizar como un juego con la gente. O de pronto, nunca nos ha pasado ni a René ni a mí, pero hay gente que llega y cuenta que fue a tal y cual lugar y no le pagaron o hubo algún problema, etc., entonces también alguien comenta cosas de eso. Nosotros siempre hemos tenido cosas buenas que decir, la gente que nos ha traído, las veces que hemos venido aquí, no sé si él (René García) ya había venido una vez antes, o no, pero es una persona con mucha cultura, entonces conoce de lugares que ya desde que esta allá me dice “tenemos que ir al museo tal, tenemos que hacer esto”, entonces tenemos que parar temprano, y cuando estamos juntos es algo que valoro mucho, sobre todo el conocimiento de los museos y de los lugares así que tenemos para ir y él recomienda. O hay un restaurant que es conocido en todo el mundo y tenemos que ir a ese restaurant. Cosas así. Sí, platicamos “¿cómo te fue?”. Y hasta incluso a veces nos vemos en YouTube, por que todo lo suben ahora a YouTube ¿no? Entonces chequeamos cosas para ver.

Luz: – Enemigos en el animé, pero amigos fuera.

M.C: – Yo te puedo decir que los amigos son esos hermanos que crecen en otras casas, no crecen en la tuya. A veces no te llevas tan bien con tus hermanos como con ciertos amigos, y René es eso para mi, y creo que soy yo eso para él, disfrutamos muchísimo nuestra compañía, bromeamos, decimos cualquier barbaridad, pero es una persona a la que quiero mucho, lo estimo mucho, a su esposa, sus hijos, está casado por tercera vez, entonces bueno…  así que las he querido a todas (risas). Y amo a sus hijos, es un hermano para mí y nos bromeamos y nos hablamos en serio y aquí… ha llorado aquí, ahora que se ha divorciado y casado de vuelta , es alguien muy especial, sí, es mi hermano.

Shz: – ¿Qué expectativa tenés de tu primera visita a Mendoza, en el interior argentino? Me imagino que investigaste un poco cómo es la ciudad.

M.C: – Sí, sí, sólo hacerlo, me meto a Internet y veo fotos y veo… bueno… en Argentina no sé cuantos millones son, pero viven todos en una franja, aquí esta la mayoría de toda la gente ¿no? (se refiere a Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el conurbano bonaerense). La gente creo que viene de Mendoza, Córdoba, Jujuy y más arriba también hasta Buenos Aires, que es donde está la gran mayoría, me imagino que por temperatura, por terreno, por ser la Capital, por todo ¿no?  Y las casas y la arquitectura que se ven desde Mendoza lo pegado que está a la cordillera, tan cerca de Santiago de Chile que está del otro lado nada mas de la cordillera… pues bueno, creo que en cuanto a la gente me espero lo que me he encontrado aquí en Buenos Aires que es una gente super entregada y cálida que grita mucho, creo que eso va a estar allá y  aparte esta cosa de “no ciudad capital enorme” sino una ciudad, ya no un pueblote si no una ciudad que conserva todavía parte de lo que es …

Luz: – Claro, mucho más humilde que lo que es Buenos  Aires.

M.C: – Claro. ¡y el vino! (risas) Cuatro botellas mínimo con las que debo regresar a México (más risas).

Shz: – Me imagino que te van a llevar a pasear así que tenés que aprovechar.

M.C: – ¡¡¡Claro, claro!!!

Luz: – Los dulces también son ricos.

M.C: – ¿Hay algún dulce especial ahí, alfajores…?

Shz: – Claro los alfajores son una delicia, esos tenés que probarlos.

M.C: – Sí, es que es verdad esa parte. Mira, yo fumo puro, fumo cigarro, fumo cada jueves santo, fumo cada vez que puedo,  porque tengo una bebé y entonces no fumo en casa, obviamente. Tendría que fumar temprano para que cuando llegara no oliera tan fuerte el tabaco, entonces pues no fumo. Y como fumar un puro tarda como una hora, y si tengo una hora porque ya terminé de trabajar, entonces mejor me voy a jugar con ella y conclusión: no fumo. Fumo cuando salgo de México, cuando no estoy ahí en la ciudad por que es cuando no importa ¿no? Entonces me he paseado por los centros históricos de cada lugar, acá, en el Parque del Congreso, en la Casa Rosada, en la Avenida 9 de Julio, Avenida Corrientes (todos lugares históricos de Buenos Aires), fumando en todos ellos, soy inmensamente feliz, no sé… es una tontería, pero no sé, para mi es un momento de completa tranquilidad.

Shz: – Está bueno es un momento con vos mismo, así… un gustito.

M.C: – Sí, es así. Es un momento que me llena pero también es de completa soledad, es cuando obviamente valoras lo que tienes ¿no? valoras la compañía de la pareja y tu bebé y tus hijos grandes. Yo soy muy desapegado, yo soy brutalmente despegado, veo a mis hijos grandes, Carla tiene 26, Arturo tiene 23, y estoy con ellos y soy FELIZ, platico, me preguntan, les digo, nos contamos cosas, adiós adiós me voy, los entierro y me dedico a otra cosa y sé que mientras no suene el teléfono por que tuvieron algún problema, todo está bien. Tengo amigos que no pueden hacer eso, que se acaba de ir de vacaciones el hijo y ya esta pensando en él, y qué estará haciendo, lo llamaré, “se fue con la novia, ¡déjalo en paz, carajo! ¿Qué le vas a decir: cómo estás hijo todo bien? ¿No se rompió ningún condón? ¿Qué le vas a decir?” (risas). Entonces, bueno, soy también muy desapegado, pero es en esos momentos en los que me lleno de Susana y de Sofía, mi chiquita, y… ¡Wow!

Shz: Tu profesión es bastante particular, no es una profesión de lo más común ¿cómo fue que te iniciaste?

M.C: – Mira, yo soy actor, el doblaje es una especialidad de la actuación más que de la locución, más que de cualquier otra cosa. Lo que se necesita, los que trabajan en el doblaje son actores, porque tienes que recrear escenas, con lo que trabajas, tu equipo de trabajo, es todo el aparatito que tiene el ser humano para sentir, para generar emociones, para recordar emociones. Si tú quieres saber quién es un buen actor de doblaje no es el que tiene la voz más bella sino que es la persona que al ver una imagen, al ver una escena, puede  codificar al ver a su personaje, qué emociones está viviendo ese personaje. En una pasada te dice “ese está matando a la novia pero no es que no la ame ¿eh? Hay amor, está matando a la novia, sí, hay amor, hay dolor, hay rencor, celos”, entonces, bueno, después de que ya lo vio y lo leyó, se mete a él y dice, “ok, a ver… donde guardo eso yo: amor, rencor, dolor”, así como preparar una comida. Después le permite a eso que lo impregne y entonces cuando llega el momento de interpretar la voz ya viaja cargada de esas emociones, si tu eres capaz de hacer eso y diez años después la gente dice “es que cuando lo escucho hablar me duele”, porque le duele, entonces eso, eso es un buen actor. Eso es lo que yo hago, es algo completamente peculiar. Yo soy actor, yo estudie la carrera de arte dramático y porque la vida es así, de pronto, en algún momento me acerqué al doblaje y cuando me di cuenta, todo mi tiempo dedicado a trabajar estaba dedicado al doblaje. Yo al principio estaba haciendo teatro, un poco de televisión muy pocos capítulos de un par de novelas y de pronto estaba dedicado 100% al doblaje y grababa, audiovisuales, empecé a grabar también comerciales, para publicidad y después tuve programas de radio y he sido la voz de canales de televisión entonces cuando me di cuenta todo mi tiempo estaba dedicado a eso, fue algo que no es que digas a los 8 años “yo voy a ser esto, yo voy a ser la voz de…”, de pronto sucede, sucede, y estás y es así, si la vida te da limones, haz limonada.

Shz: – Es muy curioso por que una vez que ya identificás un personaje con una voz, es muy difícil de verlo después, con otra voz por ejemplo.

M.C: – La voz no es sólo un sonido, la voz es en donde está marcada la personalidad de una persona, la personalidad es la forma en la que cualquier ser humano reacciona emocionalmente, cuando tu le cambias la voz a un personaje, le cambias la personalidad, por eso a la gente no le gusta cuando “¡Oh! Se muere un actor de doblaje, bueno no hay de otra” ¿no?

Luz: –   Eso pasó con Los Simpsons la voz nueva de Homero no…

M.C: – (interrumpe) …y mira que buscaron clonarla ¿eh? Pero toda vivencia, todo lo que tiene adentro Humberto Vélez, eso no lo puedes clonar, eso es único, es irrepetible, es él, y mucho de Homero Simpson, después de 15 años, mucho de Homero Simpson, era ya el feeling de Humberto, muchas de las cosas que escuchas grabadas en los primeros quince años  de Los Simpsons eran cosas inventadas por Humberto, no estaban en el original y eso no lo puedes copiar. Entonces pues es una tragedia porque le cambiaron la personalidad a Homero y a los personajes principales, y es eso, es que la personalidad está en la voz.

Shz: – Siguiendo con este tema, ¿qué opinión te merece, no sé si tuviste la oportunidad de escucharlo, el doblaje de Dragon Ball Kai?

M.C: – Te soy bien honesto, no he escuchado más que una pequeña parte que me puso Arturo, mi hijo, para que oyera algo de Edson. Edson es un amigo mio a todo esto, quiero que sepan que somos tan pocos realmente en el doblaje que conozco perfectamente a Edson y les puedo decir que es un actor joven, excelente actor, buena persona, amigo leal, es un trabajador, o sea es decir, yo no lo voy a hacer por que no hay arreglo económico ¿y nadie lo va a grabar? ¿o se va a subtitular? ¿o se va a ir a otro país? ¿Qué va a pasar? De cualquier modo se va a doblar, entonces, yo podría criticarle a Edson que lo hubiera hecho mal, que fuera mal actor, cualquier cosa que tenga que ver con eso, nunca que él, como trabajador, lo hubiera hecho, entonces no lo he escuchado, pero sé que para bien o para mal hay tanto pegado a Dragon Ball que parece una tontería que no haya soltado un poco mas de presupuesto, porque tampoco pedíamos, como decimos allá, las perlas de la virgen, era una cantidad simbólica, era lo mismo que cobramos cuando terminamos de grabar Dragon Ball GT, diez años atrás, ni un peso mas. Cuando dijeron viene Dragon Ball Kai yo dije “no es la misma compañía, pero es el mismo producto, quiero cobrar lo mismo que cobraba, por capítulo, hace diez años”, y me dijeron “no hay presupuesto”. No lo puedo hacer, aunque me muera de ganas, no lo puedo grabar, porque tengo que ser coherente conmigo. Entonces por esa razón, René, Carlos Segundo que es Piccoro, Laura Torres que es Gohan, Gerardo Reyero que es Freezer, no aceptaron… no aceptaron el presupuesto.

Shz: – Al momento de esa negociación ¿se pusieron en contacto entre ustedes para saber qué opinaban y demás?

M.C: – Desde que se supo que venía Dragon Ball Kai, que a todo esto es igual que Dragon Ball Z, básicamente era recortar, fueron 291 capítulos de Dragon Ball Z, y la idea era recortarlo a 100, ni siquiera llegaron a Majin Boo, en Japón grabaron Freezer, bueno todo lo que es la llegada de Vegeta, Freezer, y Cell y ahí la terminaron, ya no siguieron con Majin Boo, tampoco fue lo que esperaban allá. Cambiaron el formato, porque está hecha en formato 3-4 y ahora ya la hicieron en 9-16  para que no se vean los personajes achaparrados y caderones ¿no? Entonces, bueno, cambiaron el formato, pero no lograron la magia ni allá, y aquí menos, entonces bueno… fue como una de esas veces que como que te autoapuñalas ¿no? Luego, recibiendo muchos mensajes en Facebook de mucha gente que entiende y otra que no, y para los que soy, después de haber sido el héroe, soy la persona mas nefasta del mundo, y ojalá que me muera, y si me encuentran en la calle… bueno…  por favor.

Shz: – Eso es que cuando vos crecés con algo con tanto cariño que es tan emblemático en tu vida y demás,  y es como que te lo mutilan, entonces es una sensación fea mas allá de que el producto esté hecho con las mejores ganas… o sea agarrar algo que es algo armado, cerrado, y tratar de llevarlo a algo nuevo sin respetar la esencia no tiene mucho sentido.

M.C: – Y mira que, de verdad, somos los primeros en lamentarlo y en haber querido grabarlo y uno espera que al expresar tú la razón de que no se hizo por qué fue, que la gente lo entendiera, y hay gente que ni así entiende nada. Casi, es curioso, el fan del doblaje existe por que existe el doblaje, es decir no había fans míos antes de Gokú, antes de que yo lo grabara, entonces lo curioso es que yo ahora tuviera que depender de lo que los fans dicen ¿me entiendes? Entonces yo ahora tendría que grabar Dragon Ball Kai porque los fans quieren, es que no puede existir un fan si no hay artista, es que así es la cadena, entonces  no puede ser al revés.

Luz: – Es como que hay dos posiciones dentro de los fans, o sea, vos podes entender al actor, está defendiendo su derecho, su trabajo, y otro puede decir, “no importa lo tiene que hacer, tiene que ser leal”.

M.C: – ¡Tiene que hacerlo aunque sea gratis! No, espera… yo vivo de esto ¿no? ¡Exacto! (risas)

Y con estas risotadas nos despedimos de Mario, no sin antes pedirle lo infaltable, un breve saludito para Shinobi News y las fotos de rigor.

Compartir:
Shinobi
Shinobi

Shinobi es un portal que contiene artículos y noticias relacionados con el manganimé, cómics, videogames, cosplay, sci-fi, música, libros, cine y demás expresiones artísticas apuntadas al entretenimiento, la cultura joven y ligadas en su amplio espectro al género fantástico.

No hay comentarios

Sin comentarios aún!

Podes ser el primero en escribir un comentario

Deja un comentario